miércoles, 7 de octubre de 2015

Ush!

Y vamos hacia abajo a pesar del período, estoy tratando de no llevarme al límite, pero a veces se vuelve adictivo. Por lo menos ayer no tuve crisis, lo que se deba seguramente a que estuve demasiado ocupada para pensar en nada, y también que entre medio vi a N y eso siempre me calma. A veces me preocupa ser tan dependiente, tanto por mi, como por él, pero qué puedo hacerle, estar a su alrededor ha tenido siempre un efecto calmante en mi, incluso años antes de que hubiera romance, supongo que a veces eso pasa con algunas personas. Incluso ni siquiera sé si sea absolutamente dependencia, si no un egoísmo infantil de querer tenerle siempre a mi lado, por las buenas energías que me trasmite. Porque el resto del tiempo en que no estamos juntos soy perfectamente funcional, le extraño, obvio, y me estreso porque soy antisocial y me agota estar en contacto con los demás, me agota el laburo y mi poco tiempo para estudiar. Entonces el calmante emocional que él significa siempre                                                                           me parece necesario.
Ayer me sentí orgullosa de mi misma por llevar mis planes alimenticios a la perfección, me pasa que siempre que estoy con N me vuelvo menos facista con la comida y dejo pasar más cosas, pero ayer no lo permití, almorcé un sandwich naturista y un té verde con limón helado mientras esperaba que me atendiera el cardiólogo, y cuando fui a su casa antes de mis clases me conformé con un té verde y estudio, luego entre clases tomé un snack de 2 mandarinas que tomé de su casa, aunque N había estado ofreciéndome pan y mermelada (aunque integral y sin azúcar), pero de todas formas me negué. Lo mismo por la noche, como había estado todo el día de allá para acá cuando llegué iba muerta, así que opté por irme a la cama lo antes posible porque los antojos de todo lo que hubiese en la cocina me estaban destruyendo los sesos. Pero los superé.
Con todo eso fui recompensada por la báscula a pesar del periodo y de que sigo teniendo el bajo vientre hinchado como si tuviera un alien, 600 gramos menos.

Hoy tomé desayuno tempranísimo porque me tocaba ensayo de historia, 2 horas y media de partirme el cráneo, así que dejé anoche medio preparado todo, medidas las porciones, para llegar y armar hoy por la mañana y debo admitir que me salvó el pellejo, hay gente que dice que pensar mucho hace que se gasten más calorías, y yo lo creo lógico ya que el cerebro chupa glucosa como loco cuando se le fuerza a analizar y racionar, así que a las 11 cuando estaba terminando creo que todos pudieron deleitarse con la sinfonía de cámara baja que interpretaban mis tripas. Sólo por eso me permití un té verde cortado con leche a media mañana.
En la tarde tengo una de esas obligaciones que me agotan hasta la última gota de energía. Reunión de apoderados del colegio de mi hijo, todo lo malo junto, un ambiente incómodo, con gente desconocida, GENTE, todos en un espacio cerrado, luego de esas reuniones suelo quedar inutilizada socialmente un par de días y me aíslo mucho más que de costumbre. Y es que agotan, me costó mares aprender a entrar en la sala de clases sin entrar en ataque de pánico y sólo lo logré abstrayéndome de todos, olvidando que estaban ahí, sentándome en lugares estratégicos en los que viera la menor cantidad de personas. Pero estas reuniones son otra cosa, para peor le caigo bien a la maestra de mi hijo y siempre me pide ayuda con todo, rifas, cobranzas, bingos, onces... Así que tengo que saludar y hacerme la que no estoy sufriendo frente a cada uno de los subnormales de esa clase. Y lo siento si soy así de despectiva, pero es que los odio, en las primeras reuniones intenté aportar ideas y apoyo para que los niños se culturizaran y divirtieran, pero a nadie le interesó, al final toda esa gente va a "botar" a sus niños al colegio y ojalá no les pidan nada que represente ningún tipo de esfuerzo o interés. Así que me harté, y si no fuera porque estoy atada de manos por mi familia, le hubiese sacado de ahí hace meses.

Pero en fin, obligaciones y responsabilidades incómodas, muchas veces son la base de la maternidad, así que a echarle ganas.

Ya que el doc me dio permiso de hacer ejercicio volveré de a poco a entrenar, quizá 20 minutos de pesas y 20 de yoga al día, y seguro empezaré a sentirme mejor, de ánimos y físicamente.

Buenas vibras y un besito ♥

Intake:

7:00: Café cortado, porridge de avena con leche descremada y agua, canela, media manzana verde y un kiwi (201 cals) [15.34 grs]
11:30: Té verde cortado (9 cals) [0.94 grs]
13:30: Té verde, carbonada (210 cals) [14.65 grs]
17:00: Té verde, dos galletas de arroz, una con mantequilla de maní y mermelada, la otra con tomate, queso fresco y orégano (132 cals) [1.15 grs]

Total calorías: 552 cals
Total azúcar: 32,08 grs

[El azúcar es un tema, no consumo nada de azúcar artificial, y comiendo sólo frutas, verduras y comida casera, paso mi límite de 25 gramos, a veces no sé cómo consumir menos azúcar sin cortar del todo las frutas, a ver si alguien que sepa más me echa luces sobre cómo solucionar ese dramón :/]

1 comentario:

Ámbar ☽ dijo...

¡Qué bueno que hayas bajado 600 gramos! Y con lo de las reuniones te entiendo perfectamente, a mí me pasa cada vez que llego a un liceo nuevo, sin excepciones.
Qué asco esa gente que van a dejar a sus niños al colegio solo para no tener que encargarse de ellos, af, pero me alegro de que puedas soportarlo >:) a mí me pasa que en el liceo o en la micro, etc, me siento lo más atrás posible para no sentir la mirada de la gente encima mío. ;_;