viernes, 2 de octubre de 2015

Pensar demasiado

Reflexión de hoy.
L'Hermite de mi tarot
The Labyrinth Tarot, diseñado por Luis Royo.
Siempre me pasa, pienso demasiado, siento demasiado, por eso soy tan dramática. Por eso todo me duele hasta el punto de encerrarme en mi misma. Soy prácticamente una ermitaña, me he encontrado a mi misma huyendo todo el tiempo de cualquier encuentro con alguien, sólo para acabar encerrada en casa, pensando, leyendo, pintando, e incluso, simplemente haciendo nada. Pero me gusta así, cuando era pequeña, a los 13 años, alguien me pidió que tomara una carta del tarot, me dijo que la que saliera me definiría. Qué creen, salió L'Hermite, aún lo recuerdo, el ermitaño, el asceta, el guía, el estudioso, el erudito, el buscador. También representa la soledad, la reflexión, la prudencia, el estudio.
Representa a una persona mayor, madura, solitaria, voluntariamente aislada, reflexiva, estudiosa, no muy generosa. También podría definirse como una persona ambiciosa que se ha trazado un plan para conseguir sus fines y hace sola el camino hasta conseguir lo que quiere.
En los 3 planos representa:
  • Plano espiritual : Representa el equilibrio total.
  • Plano anímico : La consciencia de uno mismo, la sabiduría necesaria para ser autocrítico consigo mismo y ser constructivo.
  • Plano material : El equilibrio entre las ideas y fuerzas contrapuestas que cohabitan en uno mismo. La energía existente en uno mismo, sin tener en cuenta las apariencias.
Nunca he sido muy creyente de el esoterismo, me agrada, y lo estudié mucho tiempo, junto con otras pseudo-ciencias ocultas, a través de varias personas que conocí en el pasado. Pero nunca creí en el, me agradaba estudiarlo, eso era todo.
Pero siempre que me sorprendo en mi aislamiento absoluto recuerdo esa carta, la cual no creí y ni siquiera comprendí cuando la tomé hace 10 años, pero que extrañamente define absolutamente el curso de mi vida.
_______________________________________________________________________________

El tema de peso va ahí, bajando lento. He estado planeando el fin de semana para no arruinarlo todo, con N aún nos debemos las cenas de aniversario, así que hoy por la noche él me invitó a mi restaurante japonés favorito para comer ramen con fideos artesanales, preparados a mano por un verdadero japonés. Con lo que lo conozco querrá acompañarlo con sake tibio, así que con todas esas calorías entrando, intentaré disminuir las de hoy al máximo.
Para compensar tengo planeado invitarlo a desayunar el sábado temprano, pero lo invité a mis maneras, es decir, iremos andando hasta la cafetería de ida y de vuelta, por lo que caminaremos bastante, pero me gusta pasear con él. Le invitaré el café y los pasteles que él quiera y yo por mi parte como siempre sólo beberé té blanco o alguna otra infusión que me llame la atención, y una ensalada liviana. Tenemos planeado ver películas por la tarde así que de vuelta de la cafetería compraré snacks saludables para que no acabemos picando cualquier porquería.
A ver si con eso logro volver el lunes un poco más baja en el peso, estoy cruzando los dedos.


Hoy me peleé con mi madre, y son los asuntos de siempre, la comida. Ella había preparado fideos con salsa blanca y atún, y yo estaba emocionadísima porque me encantan, hoy fui a ver la salsa y sin exagerar, la mitad de la salsa era aceite, LA MITAD, era tanto que el aceite se separaba del resto de las cosas y formaba una capa sobre la salsa, para peor mi madre odia el aceite de oliva, así que usa uno de marvilla mucho menos sano. ¿Qué carajo estás pensando mujer?, como no me serví, y acomodé la comida a mis necesidades, un poco de fideos blancos, palta y atún, se molestó, y se molestó aún más cuando le dije, con toda la delicadeza de la que fui capaz, que por favor intentara cocinar con un poquitín menos de aceite, estalló, y no se calló más. Estuvo una hora diciendo que mi forma de comer era una burla, y otra puteando a N (mi vieja de verdad tiene problemas, saca temas que no tienen nada que ver cuando quiere joderte), sólo porque a N tampoco le gustan las comidas aceitosas, y según ella, yo como de la forma que lo hago sólo para copiarle a él. Y yo en plan de: "WHAT?!". Bueno, mi madre es un tema de psiquiátrico. Primero, nunca se dedicó a conocerme ni a ser cercana a mi, por lo que no sabe nada, ni de mis trastornos, ni alimenticios ni psicológicos. Segundo, le encantaba que fuera gorda, porque así ella se pasaba los días diciéndome lo delgada que ella era a mi edad, y que su gordura estaba justificada, o sea, su hija 20 años menor que ella era más gorda, entonces ahora ya no tiene excusas y se pasa la vida atacando mis hábitos alimenticios.
Dice que no soy sana, y bien, lo asumo, no soy sana, como sólo cosas sanas, pero como muy poco. Pero no tolero que me lo diga ella, no cuando ella es la que se encierra a las 12 de la noche con un ron con coca-cola y una bolsa grande de frituras con mayonesa y se traga todo eso.
Por lo demás, para ella yo nunca he tenido voluntad propia, toda la vida me ha acusado de copiar a los demás. "Tú te comportas así porque fulanito lo hace.". La canción de toda la vida, con absolutamente todos mis hábitos y problemas.
A los 14 años supe que era bisexual, siempre lo había sabido, pero hasta los 14 años no lo comprendía, no sabía lo que era, o si tenía un nombre.
"Mamá, soy bisexual." Nunca se lo dije así, pero ella lo sabía, sabía que salía con una chica.
Un día, en una de sus histerias me dijo: "Yo no tengo una hija maricona, tú no eres una camiona, sólo lo haces por copiarle a fulanita, no eres maricona"
Tengo  23 años, aún soy "maricona". Ya, N es un chico, pero sigo siendo bisexual, él lo sabe, todas mis parejas lo han sabido, con N a veces compartimos admirando a algunas chicas guapas. Y aún me sorprendo de que mi madre no me conozca en absoluto, que aún siga diciéndome las mismas estupideces, que aún quiera contaminarme con sus frustraciones y quiera seguir despreciándome.

Y luego se sorprende de que no quiera pasar ningún fin de semana con ella y me escape a casa de N.

Intake:

8:00: Café cortado, dos galletas de arroz con semillas de girasol, una con crema de maní y mermelada, otra con miel y canela (95 cals) [1.87 grs]
14:00: Té verde, fideos con 1/4 de palta, un poco de atún y brócoli (198 cals) [1.22 grs]
17:00: Té verde (2 cals)

Total Calorías : 295 cals
Total Azúcar: 3.09 grs

5 comentarios:

Sofia phia dijo...

Wow cariño, vivir con tu madre debe ser dificilísimo a veces :( Espero también existan buenos momentos c:
Comes, eso es lo importante, si tienes problemas, comer es un gran paso e imagino que debe ser difícil como para mí lo es no vomitar así que no las escuches. Como dijiste ella no te conoce y eres alguien asombrosa
Muchos ánimos y ojalá tengas muy buenos momentos con N este finde <3

Agustina Ll dijo...

Bella! es increible como una carta nos puede definir, es interesantisimo al igual que los signos, los astros etc etc -o por lo menos a mi me encanta saber sobre eso-. Con respecto a tu madre, muchas veces de las cosas que nos quejamos y nos molestan de la otra persona son un reflejo de nuestros defectos los cuales no aceptamos; la aceptacion es el primer paso, dicen. A veces es mejor hacer oidos sordos ya que nadie se conoce mas que uno mismo, va, con suerte...cuesta mucho conocerse y definirse. A no pensar tanto y a disfrutar del finde, un abrazo enorme!

Sophie dijo...

Que coincidencia! a mi también me salia frecuentemente esa carta... muy buena la descripción, mas allá de si crees o no en eso si te sientes identificada y te ayuda en algo es bueno.
que complicada la situación con tu mama, de verdad parece que te conoce muy poco y tiene varios problemas que resolver consigo misma. Debe ser difícil la situación, pero no dejes que te afecte demasiado.
Suerte con N este finde, que celebren y disfruten!
besos

Princesa Lilac dijo...

Ya! Mi meta este día es que me quepa todo en un puro mensaje haha.
A mí las cosas "esotéricas" me hacen sentir desconfianza... porque he conocido personas realmente charlatanas que abusaron de mi inocencia. Pero en tanto el tarot no se ocupe para "predecir el futuro" (de una manera arbitraria y mula) me parece una guía maravillosa y trascendente de símbolos y arquetipos presentes desde el año uno.
A mí también hay una carta que me sale harto, El Colgado. Y bueno, es curioso, porque probablemente es como me siento la mayoría del tiempo, así atada de manos frente a todo. </3
Lamento mucho que hayas discutido con tu mami, trata de tenerle paciencia, porque por lo que nos cuentas, probablemente ella también tiene unas penitas que no ha sabido subsanar.
Bueno, te mando un abrazototote y que lo pasen súpersúperbakán con N! ♥

Katerina Volkova dijo...

hola hermosa, me siento muy identificada, nuestras madres son muy parecidas, haciendo caso omiso de nuestros intentos por alimentarnos mejor, y justificando su gordura por sus dias buenos de juventud, creeme he escuchado más veces "a tu edad yo era mas flaca que tu" que un hola de su parte.
animo, sigue fiel a tus convicciones :)
un beso gigante