viernes, 9 de octubre de 2015

As if

Primero, muchas gracias por los comentarios de apoyo, opiniones, y experiencias compartidas en la entrada de ayer. No hay ninguna que me vaya a molestar, en serio, soy una persona de mente abierta, y consciente de que no todos pensamos igual. Lamentablemente es difícil explicar la situación completa pues tendría que escribir un par de libros, y los detalles son infinitos y están sólo en mi cabeza. He tratado de llevar lo de mis viejos lo mejor posible, pero, sin embargo, la situación se vuelve de todas formas insostenible.
Pero a quienes se interesaron en la situación de ayer les digo a modo de resumen y para que lo comprendan, la salud mental en mi familia es muy pobre. Así de simple, desde mis viejos hasta mi, lamentablemente, yo soy consciente de eso, pero ellos no. Por lo tanto criaron a una chiquilla llena de problemas mentales, manías, obsesiones, insatisfacción constante, miedos exagerados, etc etc. Cosa que estoy tratando de asumir y sanar, tanto por el bien mío como por el de mi hijo, porque soy de la opinión de que no puedes criar a un pequeño sano y feliz mentalmente si no tienes una mente sana. No harás más que traspasarle todas tus frustraciones y miedos, consciente o inconscientemente.
La situación mía y de mis viejos no es nueva, mi vieja cuenta historias de nuestra nula relación afectiva desde que tenía consciencia, y puedo decir con absoluta certeza que nunca me ha puesto la mano encima para darme un abrazo, o cariño, pero si para inyectar violencia. No pienso que mis viejos no me quieran, o si no, no estaría viviendo bajo su ala, me habrían dejado a la deriva, pero tienen problemas, siempre los han tenido, están demasiado acostumbrados a la violencia, al desprecio, a la hostilidad. Eso marcó mi vida, mi infancia, adolescencia y ahora mi temprana adultez.
¿Que si lo he hablado? Millones de veces, con uno, con otro, con ambos, he recibido risas en la cara, ira, mentes cerradas. La violencia no ocurre sólo conmigo, si no entre ellos también, en niveles emocionales y físicos. Más de una vez le he dicho a mi viejo que deberían tomar terapia, que es normal tener conflictos, pero no de esa forma. Más de una vez me ha dicho que lo hará, que tengo razón, ha mirado el piso, y luego se ha olvidado. Más de una vez también me ha mirado con cara de que lo que le digo es casi como invocar al diablo.
Y bueno, no quiero seguir con temas tan deprimentes, ellos simplemente no quieren cambiar, no quieren comprender nada, y me han dejado claro que es lo que tendré que tolerar mientras dependa de ellos. Así que lo tengo asumido, aunque explote en ocasiones, y como medio de defensa me aíslo, me encierro en mi mundo, evito conversaciones porque el 90% de ellas termina en enfrentamiento. Es lamentable pensar así de una familia, pero llevo toda mi vida intentando cambiar algo y aún no sucede nada en absoluto. No me interesa buscar culpables en esta situación, sólo quise expresar lo que sentía en el momento, dejarlo salir, por lo demás, yo he hecho todo lo que he podido por mejorar la situación, no me he quedado quejándome de brazos cruzados. Y por más que sean mis padres, no son mi responsabilidad, son adultos, más que yo misma y si ellos no quieren ser ayudados y se sienten "confortables" en su forma de vivir, nada puedo hacer yo. Nada más que hacerme a un lado y perseguir mis propias convicciones.

En tema peso subí 300 gramos, nada raro porque ayer fui temprano a casa y, para evitar un enfrentamiento con mi vieja sobre porqué no estaba comiendo, preferí comer, al menos fue pescado, bajo en sodio, así que mayoritariamente sólo me metí protes, fue eso y un té verde.
En tema ánimo, estoy ahí, intentando recuperar mi motivación, porque con el ánimo de mierda que he tenido no he podido ejercitar en absoluto.
N me hizo prometerle que iría pronto al psicólogo, así que le dije que iría para la quincena, cuando entraran algunos fondos a mi cuenta y pudiera pagarlo, dijo que iría conmigo para que no me sintiera tan mal, fuera el día que fuera. En momentos así recuerdo porqué me enamoré tanto de él, cuando comenzamos nuestra relación yo justo estaba entrando en mi peor período del trastorno de ansiedad, en el que paranoizaba 24 horas al día, salía de una crisis para entrar en otra, alucinaba y era un estropajo como persona. Él fue el único que estuvo ahí para apoyarme, para acompañarme, para llevarme al médico, y para quererme a pesar de yo misma me odiaba. Y esta vez es igual.
Hoy compré mi examen, el Ecocardiograma, me lo haré el martes a las 3, estoy cruzando los dedos por no tener nada.

De alguna forma esta semana no tengo tanta ansiedad alimenticia como la anterior, así que espero cagarla menos el fin de semana, no tengo cenas ni obligaciones de ese tipo, así que espero por una vez volver el lunes con menos peso.

Intake:

9:00: Café cortado, una galleta de arroz con crema de maní y mermelada, un pellizco de pan integral (seguramente 1/10 del pan) con lo mismo (120 cals) [2.43 grs]
14:00: Fideos (blancos, olvidé preparar integrales) con dos cucharadas de salsa de tomate, medio tomate y choclo (50 grs) (153 cals) [10.17 grs]
19:00: (Pendiente)

Total Calorías: 273 cals
Total Azúcar: 12.6 grs

7 comentarios:

Katerina Volkova dijo...

querida, te entiendo. a veces uno viene aquí a descargarse y no para buscar soluciones. hay cosas que simplemente hay que aceptar. como a los padres. y me alegro que te des cuenta de eso, vas en el camino correcto hacia sentirte mejor. todo el trabajo que hacés sobre vos misma va a tener sus frutos cuando veas a tu hijo ser feliz :)
un beso gigante y que andes bien!!!

Ámbar ☽ dijo...

A veces uno no puede cambiar a las personas, por más que sea por el bien de ellos. Mi papá siempre me decía que "árbol que crece torcido jamás endereza su rama" y es cierto, a veces es demasiado tarde para cambiar los hábitos de una persona.

Pero bueno, dejando de lado temas deprimentes, espero que ir al psicólogo sea bueno para ti, sabes que tienes todo nuestro apoyo y como siempre espero que las cosas vayan bien para ti y para tu hijo♡ (Por cierto, ¿cómo se llama?)

Enamorana dijo...

Si hubiera llegado a tiempo para comentar tu entrada anterior antes de leer ésta te garantizo que mi comentario hubiera sido "ah pero trata, obligalos a amarte, pide que vayan a terapia" pero ahora que leí esto antes, y sin antes saber lo que dice la anterior te digo esto: LO SIENTO MUCHO

Yo también tengo un pequeño, creo que lo sabes. Estoy tratando de criarlo con amor, con compresión y sin maltratos como quise alguna vez que me trataran. Me estoy convirtiendo en la madre que yo necesitaba cuando estaba creciendo.

Es duro verlo así, pero quizas tu madre, como la mía, alguna vez te empujó cuando te acercaste para abrazarla, o te hizo sentir sola y desamparada en el mundo antes de tener edad para entender el mundo...

Te cuento esto: Una vez, nos mudamos de ciudad, aunque nunca vendimos la otra casa. Volvimos a ella para el verano, 2 años despues de mudarnos y mis vecinos despues de decirme que me estrañaron o comentar que había crecido me preguntaron si estaba bien, si mi madre aun me pegaba. En mi mundo, y aún con 13 años, yo no podía entender que lo que estaba viviendo era extremamente riesgoso para mi vida y mi salud mental... QUE NO ERA NORMAL!

Con todo esto, solo quiero decir que aguantes, no sólo por ti, si no por tu hijo. Que luches contra este pasado que marca a cualquiera y que mantengas ese deseo de proteger a tu criatura de lo mismo. De un hogar sin amor.

Perdon por el comentario tan largo, espero te sirva

Besos!

Sophie dijo...

Te entiendo y a veces es frustrante que las cosas no cambien y solo queda como tu dices aceptarlas. Ellos seguramente no cambien pero tu si puedes hacerlo, cortar el circulo con tu hijo para que en su caso la historia no se repita.
Te deseo lo mejor, que bueno que vayas a ir al psicologo y que hayas comprado la prueba, y que N sea un apoyo para ti.
besos

Cheshire dijo...

Que bajon estar así, no sé como haces para soportarlo. Yo, honestamente, los insultaría todo el tiempo (si, no es la mejor solucion, pero la BRONCA que me causan leerlos desde afuera no me imagino estando en tu lugar). Lo bueno es que tenes los objetivos bien claros para vos y tu hijo, a pesar que te pongan todas esas piedras en el camino seguis creyendo en un posible bienestar. Y lo vas a lograr cuando puedas erradicarte de esa casa, pero mientras tanto, segui asi de fuerte.
Mucha fuerza! Mas de la que ya tenes
Un beso

Sofia phia dijo...

Ay cariño, no sé que decirte, solo quiero que sepas, que te leo, y te mando mucho ánimo y cariños, espero que sirvan de algo :)

Baozi dijo...

Hace semanas que te leo y aunque nunca comenté nada hoy será una excepción. No hay forma de cambiar a alguien, a no ser que la otra persona se lo proponga, tampoco está en bajar los brazos, pero si no hay manera que a tus padres entiendan que la violencia en la familia|hogar es destructivo... Entonces solo queda en ti para salir adelante y no ser parte del circulo violento. Ignorar no es tampoco lo mejor, pero siempre tratá de estar bien contigo, con lo que crees y mantener tus metas firmes.