viernes, 25 de septiembre de 2015

Tengo que volver en razón

Ya basta de malas vibras, gosh, odio andar tan quejona y negativa, porque soy hipersensible a esas emociones, basta que le entre un poquitín y paf, me quedo atrapada en el bucle depresivo por mucho tiempo, así que no, simplemente no me lo permitiré. Tengo que salir adelante sea como sea, es cierto, estaba muy emocionada con el ejercicio, y también es cierto que estoy muy asustada y frustrada por tener que esperar para ver al especialista. Pero que va, no puedo hacer nada para saltar al 6 de octubre de un tirón, y no saco nada más que alargar los días con tan pésimo humor, así que a recoger mis buenos ánimos y empezar de nuevo. Se viene una semana difícil esperando y esperando sin poder ejercitar, pero tengo que sobrevivir.


En el peso estoy estancada, obvio, siempre que estoy amargada me estanco, al parecer mis moléculas grasosas se ponen de mal humor junto conmigo y no van a ningún lado. Estoy bastante ansiosa alimenticiamente, mucho más suceptible a las tentaciones, de verdad, estoy acumulando una bolsa de dulces y pasteles que me han dado esta semana para regalárselos a N hoy cuando venga y a veces estoy tan loquita que compro pasteles deliciosos, los llevo a casa y los pongo en la mesa para que todos coman, pero yo ni los pruebo. Así que por lo mismo estoy dejándome comer un poquitin más, pero sólo cosas sanas, me meto verduras y frutas hasta hartarme, hoy ya me zampé una palta entera entre almuerzo y desayuno y estoy cerrando los ojos para no pensar en la bomba de calorías que me metí. Pero en fin, mejor eso que la berlinesa enorme que le llevé a mi vieja en la mañana.

Este finde toca estudiar a fondo, estoy tratando de no distraerme y motivarme lo suficiente para dedicarme todo el finde sólo a eso, aprovechando el impulso de que N tiene varios exámenes y estará en la misma frecuencia. También quiero apoyarlo para que no se sienta tan solo en el esfuerzo. Así que también estoy poniéndole ganas en mejorar los ánimos para mimosearlo un poco.

Hoy asistí a una presentación de bailes tradicionales en el colegio de mi enano, entré en ese colapso de todas las mamás cuando ven a sus críos haciendo esas coreografías tan tiernuchas disfrazados como si fueran grandes, y también me encontré con un viejo profesor de cuando yo era un poroto, se exaltó tanto cuando me vio con el enano que creo que casi se le saltaron unas lágrimas y me fue imposible no emocionarme también, conozco a varios de los profesores antiguos de ese colegio, pero él es el único que siempre se acuerda de quien soy, y muestra de esas emociones positivas genuinas que es tan difícil encontrar en estos días de cinismo y que hacen imposible no contagiarse de tanta buena vibra. La mala suerte que siempre me persigue me hizo caer en un asiento al que le dio el sol y como soy una pantruca paliducha me quemé de inmediato, ahora me arde toda la cara y voy roja como un tomate, pero valió la pena.

En fin, eso por ahora, hay que seguir tratando de mantener la buena vibra, que se viene un finde pesado, besines ♥


Intake:

8:00: Té con leche, dos galletas de arroz con queso philadelphia desgrasado, media palta, pimienta blanca y orégano (222 cals) [1.91 grs]
11:00: Café (2 cals)
14:30: Ensalada de atún, un tomate, pepino, palmitos y media palta, con una pizca de semillas de sésamo (262 cals) [7.94 grs]
18:00: (Pendiente)

Total calorías: 486 cals
Total azúcar: 9.85 grs

2 comentarios:

Grettel Yale dijo...

Hay que verlo todo de la mejor manera posible para no sentirlo tan pesado, hay que distraerse y mantenerse ocupada para que se pasen los días volando. En cuanto a la comida hay que pensar que al menos comes verduras y no te ensañas con los pasteles (como yo, que cuando me da ansiedad es lo unico que como). Una preguntita buscando no incomodar ¿tu enano es tu hijo?:$ besos!

Sophie dijo...

Gracias porque tu comentario y tu entrada estan ayudando a cambiar mis propias malas vibras :) ojala tengas un buen finde, suerte con el estudio, con la comida y con todo :)
y gracias otra vez,besos