jueves, 24 de septiembre de 2015

Cebosa


El horror, hoy es unos de esos pésimos días donde me siento una vaca. Da igual lo que diga la báscula, mis ojos no ven otra cosa más que grasa, grasa en mi panza, graza en las piernas, en los brazos, una cintura volteada... No lo soporto, y me doy cuenta que da igual si peso 60 o 50 kilos, la sensación es exactamente la misma, soy horrible, y no creo que cambiara ni aún con 40 kilos. Me siento hinchada y pesada, ayer comí a deshora, llegué de clases con un hambre horrible, con ganas de comerme todo. Resistí lo suficiente como para no atracarme, pero no para irme a la cama sin comer, me comí un huevo revuelto y té con leche, al menos no me llené con azúcar ni carbos, si no sólo protes, pero aún así comer tan tarde no correspondía, peor aún mi cuerpo se resintió, tengo una hinchazón del infierno en la panza, pero me lo tengo bien merecido.

Hoy es uno de esos días en que desearía estar oculta en mi habitación a todas horas, no dejar que nadie me viese, no en este estado, me avergüenza ser yo, me siento muy decepcionada de mi misma, porque jamás me conformo, nunca puedo, no conmigo misma.

Estoy harta de ser la chiquilla rellena, esa que forma parte de la masa informe de gente gorda que atesta las calles por donde vivo, una más del repugnante montón, y no es que quiera llamar la atención, lo odio de hecho, pero tampoco quiero ser parte de ellos, quiero ser invisible, formada de otra materia. Quiero dejar de sentirme mal cuando de vez en cuando veo una chica más delgada que yo.

Y es que toda yo soy inseguridad. Daría lo que fuera por dejar de sentirme asquerosa cada vez que N me pone una mano encima, dejar de sentir que toca mi grasa abdominal cada vez que me abraza, dejar de ponerme tan tensa cada vez que está a punto de rozarme.

Hoy es uno de esos días en que soy esa que está tan callada, con el gesto torcido, como si estuviera amargada, pero no es más que un torpe esfuerzo por no romper a llorar de un momento a otro.

[Edit]
Siempre es igual, estoy teniendo un día horrible en temas de peso y justo a mi viejo se le ocurre ponerse dulce y me pone una magdalena fresca de la panadería en el escritorio. Gosh, hace mucho que no pruebo masas dulces, o a mi me parece mucho pensando que antes comía cada día, así que ahí estoy, debatiéndome entre si me la zampo o no, y si lo hago mandaré a la mierda el azúcar de hoy, ni siquiera es tema de calorías, es el maldito azúcar. El martes sucedió igual, mi madre me apartó dos pajaritos que había mandado mi abuela (para quien no sea de Chile, son unas masas dulces embetunadas en merengue, tradicionales de acá), antes, cuando me atracaba y esos andaban cerca podía comerme una bandeja entera, gosh, los amaba, pero el martes me deshice de ellos, se los llevé a N con la excusa de que se los llevaba como agasajo para que los comiera con café por tanto estudiar. Ahora no hay quien me salve.
Gosh, soy un fracaso.
[Fin del edit]


Intake:

8:00: Café cortado con leche descremada, dos galletas de arroz, una con palta, quesillo, orégano y pimienta, la otra con mantequilla de maní, mermelada de fresa sin azúcar y semillas de amapola (255 cals) [3.87 grs]
11:30: Jalea de lima sin azúcar, té verde con escencia de frutos rojos (3 cals)
13:00: Un muslo de pollo con ensalada de tomate y pepino, más una infusión de té verde con escencia de frutos rojos (141 cals) [4.20 grs]
17:00: Media manzana, un kiwi con avena, un chorrito de leche descremada, coco rallado, canela y mermelada de fresa sin azúcar (193 cals) [12.65 grs]
21:00: Té verde (2 cals)

Total Calorías: 592 cals
Total Azúcar: 20.72 grs

5 comentarios:

Princesa Lilac dijo...

Ay no </3
Pucha Alice, te entiendo tan pero tan bien! Es difícil ahora, son días delicados mientras puedas ir al médico a que revise tus exámenes, creo que es natural estar un poco susceptible. Intenta, como puedas, estar tranquilita. :c

Princesa Lilac dijo...

Yo que tú me como la magdalena sin culpa sabes, porque después de todo, es un gesto de amor de tu papá y te mereces comerte todo el amor del mundo <3 En especial en estos días. No te va a pasar nada por una magdalena, quizás disfrutarla, cerrar los ojos y recordar cuando eras una niña puede ser un ejercicio muy útil para recomponer en algo tu ánimo y autoestima en este día complicado. Sólo por hoy no te hará daño.

Princesa Lilac dijo...

Como tú misma me dijiste! Lo andado, no se va a desandar en un sólo día, menos por un sólo gusto <3 Que además simboliza algo tan bonito.
Te mando todas mis energías buenas para que pases este día feo y mañana te levantes excelentísima! un abrazote.

Princesa Lilac dijo...

PD:
Ah sí! Qué bonita foto <3 Es tuya? Si es así, sólo quería comentarte que tienes unas piernas muy lindas!

(Dios mío, como debo cortar los mensajes parezco una loca... hahaha)

Sophie dijo...

Te entiendo, creo que todos tenemos esos dias, no dejes que la voz de la enfermedad sea tan fuerte que te aleje de todos y de ti misma, suele ser mas potente cuando hay momentos dificiles como los que creo estas pasando con el tema salud. Ojala puedas concentrar tu energia en cuidarte, y este dia pase y vengan dias mejores
besos