lunes, 17 de agosto de 2015

Reconciliaciones

@abstractblissSi, la carne es débil. No, no es que sea tan ilusa de pensar que las cosas se pueden arreglar de la noche a la mañana, pero quise darle una última oportunidad a la cosa. Al final, a pesar de todo lo negativo sigue siendo mi mejor relación hasta ahora (hay que ver lo que aguanté en el pasado); y puntos a favor, al menos le he visto reaccionar aterrado cuando le enseñé el posible desenlace de toda la situación. Y no, no soy sádica, no me gusta hacerle daño, soy de esas personas que es dura con los suyos cuando tiene que serlo, y soy muy dura y fría, pero que cuando ya no me ven me voy a llorar en un rincón por la presión emocional de ser así.

Sin embargo, a pesar de todo lo negativo en la última entrada, aprecio cuando hay esfuerzos desde el otro lado, y si estoy exigiendo flexibilidad, ya debo hacer lo mío también. N vino la misma noche después de que escribiera la última entrada, vino a disculparse por su inmadurez, aceptó haber reaccionado de una forma demasiado exagerada y haber dicho cosas sin pensarlo dos veces, aceptó también que en la ira había pensado lo peor y que me había hecho daño a mi cuando en realidad su enojo no era exactamente conmigo, y también que era él quien se había cerrado ante cualquier posible diálogo o solución. Okey, hasta ahí bien, al menos asumió su parte de culpa y flexibilizó en torno a mis decisiones, aceptó que hay muchas cosas que no entiende de mi, pero que debe respetar. Sabía de todas formas que si no hubiese dejado de ser tan cerrado y flexibilizado ante la situación la cosa habría acabado ahí mismo. Porque está bien, puedo aceptar errores, todos tenemos defectos (es cosa de mirarme a mi... ), pero jamás iba a aceptar que nadie viniera a coartarme mis libertades personales, nunca, ni siquiera él.

Lo demás se lo dejé caer en chaparrón, él ya lo sabía todo, no era la primera vez que se lo decía, pero al menos, quería que recordara que yo no lo había olvidado. Me dijo que iba a arreglarlo, y yo por ahora prefiero creerle. No porque sí, si no porque él también a pesar de sus defectos se lo ha ganado. Así que ahí va su chance de arreglar las cosas. Y no creo que sea trabajo de uno, obviamente yo siempre estoy empujando con él, pero hace un tiempo sentía que estaba empujando sola. Supongo que así concluye la primera crisis en toda la relación (o eso espero).

El finde fue bueno en lo emocional, pero pésimo en lo alimenticio. Bueno porque pude compartir mucho con mi pequeño en su cumpleaños y todo lo que preparé salió bien, él se la pasó muy bien y era lo que más me preocupaba, como va con la locura por Star Wars (locura que yo comparto con él) sus regalos de cumpleaños estuvieron en torno a esa temática, una figura de acción de 50 cm de Darth Vader (su personaje favorito) y una réplica de su Lightsaber con luz y sonidos al moverlo. Su cara cuando los vio valió cualquier dolor en el bolsillo, y ahora no hay como despegarlo de ambos.
N también se portó bien, me ayudó con todos los preparativos de la fiesta y me apoyó en servir a los invitados, porque sabe bien que las reuniones sociales, incluso familiares (quizá, sobretodo las familiares) me agotan de sobremanera. Así que todo positivo, por ese lado, por el lado alimenticio, mal. Pésimo, me contuve la mayoría del tiempo que pude, pero aún así entre atender a las visitas y charlar, entraron varios bocadillos, dulces y un trozo de pastel, luego, cuando la culpa llegó, me llené la barriga con café bien amargo para no volver a tragar. Sin embargo, aún así las calorías nada nutritivas de los carbos simples y el camión de azúcar refinada tuvieron obviamente sus efectos.


No estoy tan mal como la semana pasada (cuando empecé el lunes con 55.6), pero aún así estoy más arriba que el viernes (53.8). La báscula enseñó un 54.1, y ya, son 300 gramos, pero la vuelta arriba por los desordenes del fin de semana siempre desmoraliza, sea grande o pequeña. 

😁Pero en fin, esta semana remonto. Tengo que prepararme psicológicamente para el fin de semana que viene, que es el último cumple-mes antes del aniversario 2 con N y seguramente querrá ahogarme en comida para compensar las últimas discusiones. Ya incluso compró mis mini-marshmallows favoritos (sabiendo que una de mis cosas favoritas en el mundo, a pesar de lo insano, es jugar videojuegos mientras nado entre mini-marshmallows), y luego me quejo... Pero bueh, tengo que prepararme para contener mis oleadas de antojos, porque sé que luego me arrepentiré.

También tengo ganas de empezar a reducir mis cenas, la verdad es que estoy cenando tardísimo y no como me gustaría, por culpa de mis clases, termino comiendo pasadas las 9 de la noche. Así que comenzaré a evitar esa comida tan tarde y la remplazaré por una fruta o un poco de avena a las 6, después de salir del trabajo. Y así imponerme una nueva regla. "No comer nada después de las 7 de la tarde", como dicen por ahí. Lo difícil es hacer que mi madre me crea y no me obligue a comer al llegar. Ya que para ella, siempre estoy "demasiado flaca para una mujer que ya es mamá", ya que para ella ser madre es la excusa perfecta para ser gorda.

En el tiempo libre que tuve el finde, casi acabé el juego que estaba avanzando desde la semana pasada, se me hizo cortísimo, pero ya llegué a la última misión de la historia... al final decidí alargarlo lo más que pueda, así que haré todas las misiones secundarias antes de irme por la última de la historia principal. Al menos hasta que N me compre el siguiente título, "First Light" (que puede que sea este fin de semana xd). De todas formas aún estoy llorando la muerte de Reggie :'c.

 

Oh, Reggie,  ¡¿por qué?! ; n ;

El tema del estudio va mal, la mayoría del tiempo me gana la flojera, y sé que a la larga me arrepentiré. Una cosa es jugar un rato el fin de semana, pero durante la semana tengo que dedicarme a full.

También tengo un poco abandonadas las lecturas de Asimov, quiero acabar la saga, y ya estoy en el seguno de tres ciclos, que es el del Imperio Galáctico.

Espero esta semana retomar la bajada y mis deberes como corresponde.

Intake:

8:00: Café cortado con leche descremada (12 cals)
13:30: Té verde, carne magra cocida (100 grs) y ensalada de tomate (163 cals)
17:40: Un plátano, con avena y leche descremada (173 cals)

Total: 348 cals

2 comentarios:

Sophie dijo...

Bueno, si te sientes mejor con esa decisión espero que funcione y el logre cambiar. Me alegra que tu hijo tuviera un feliz cumple, que bueno que tu novio ayudara. Mucha suerte esta semana con todo. Besos

Lena dijo...

Me alegro de que se arreglara. Ojalá podáis arreglarlo y estar bien.