viernes, 7 de agosto de 2015

Preparación psicológica para el fin de semana


Bueno, si bien ayer no hice un día correcto alimenticiamente, traté dentro de lo posible mantener la compostura. Habría sido un día exento de dulces si no hubiese sido porque por la tarde me encontré con una amiga (creo que la única a la que puedo considerar así) en una cafetería para pasar la lluvia de la tarde al aire libre (obviamente bajo techo, pero no en un recinto cerrado), así que nos tomamos unos cafés y como me gusta mimarla, le invité un cheescake al que solo accedió si yo también lo probaba, así que tomé un par de bocados. Me arrepiento, pero no mucho, realmente tengo una especie de disociación con respecto a los comportamientos alimenticios cuando hay personas y cuando no; cuando como con otras personas, creo que es necesario a veces salirse un poquitín de los planes alimenticios para no parecer la loca controladora que en realidad soy (._.), es en los momentos en los que como sola cuando me vuelve loca caer en las tentaciones, como hoy. Al menos bajé de todas formas, y ya voy en el 54 a secas.

Tengo un serio problema con las masas dulces, siempre me derrotan, así que esta mañana me comí una berlinesa pequeña que tenía guardada en la oficina, con la excusa mental de: "lo comeré o se perderá". Y saliendo del tema de las excusas, si bien soy de las extremistas que entre menos coma, mejor, tengo un horrible sentimiento de culpa en desperdiciar la comida, no lo soporto, y tampoco soporto comer de más, como en esas ocasiones que de tanto comer duele la panza. No lo soporto porque considero que ciertos clichés son reales, como el de pensar en quienes no tienen mi suerte, y si bien no soy participante activa de la ayuda a esas personas, considero que es un insulto prácticamente desperdiciar la comida en la basura, o comer más de lo que en realidad necesito para vivir. Quizá es un pensamiento demasiado romántico pero siempre he considerado que en esta época en la que vivo, muchos de nosotros tenemos mucho más de lo que necesitamos. Y claro, me gustan las comodidades, trabajo duro por ellas, pero no lo considero una justificación para despilfarrar esas cosas... Pero en fin, más allá de mis opiniones personales y todo, me tragué esa berlinesa.


Heart | via TumblrEl único logro que he apuntado este último tiempo es que he bajado dramáticamente el consumo de pan, el de azúcares añadidos y edulcorantes artificiales en mi consumo diario. Lo del azúcar y el edulcorante para mi era tema crucial, siendo de las que toma 2 o 3 tazas de té al día más 1 o 2 más de café; entonces, mi consumo de edulcorante estaba por las nubes. Y a pesar de que no tiene calorías, he estado leyendo varios artículos de la opinión que los edulcorantes artificiales de todas formas activan los receptores de insulina y producen bastantes desequilibrios químicos, de todas formas yo tomaba Stevia 100%, sin nada de aspartamo y sucralosa (según lo que dicen los envases, claro), pero aún así prefiero evitar los añadidos de azúcar y sal y limitarme a los azúcares y sales naturales en los alimentos que consumo. Punto a favor para mí (alguno tenía que haber).

Lo difícil se viene estos siguientes días, con la llegada del fin de semana y los desórdenes en las comidas, más los regaloneos con N, trataré de seguir firme en mi camino, pero es tema bien sabido que mi costumbre por excelencia es cagarla los findes.


Yendo al tema de mi período, es así porque llevo un implante anticonceptivo subcutáneo en el brazo, que por un lado es una maravilla, dura 3 años en los que no tengo que preocuparme de nada, no hay pastillas que pueda olvidar y mantiene un flujo de hormonas anticonceptivas regular todos los días del año, sin embargo, al mismo tiempo vuelve mi período terriblemente irregular, en ocasiones no tengo sangrado por meses, en otras puedo pasar un mes entero sangrando, a veces es normal, a veces va y viene como se le da la gana, y sí, es horriblemente incómodo por ese lado, pero con mi memoria de pez (todo, absolutamente todo se me olvida) no me atrevería a probar otro método. Ah, y mi organismo no tolera los sistemas intrauterinos tampoco, plástico de los preservativos me irritan al punto de volver cualquier relación sexual a una posterior tortura y bah, la cosa es que era "la mejor opción" entre todo. Así que me aguanto lo de la irregularidad, pero a veces me supera, la opción es ir al ginecólogo para que me recete píldoras para regularme, lo que haré hoy por la tarde, así que al fin la tortura acabará.

Les deseo un buen fin de semana, espero salir bien parada de este, besines! ♥

Intake:

7:00: Té verde (2 cals)
9:00: Café, berlinesa (200 cals)
11:45: Arroz con leche descremada (100 cals)
13:30: Té verde, puré de papas y verduras salteadas (152 cals)

Total: 454 cals

4 comentarios:

Belbones dijo...

Podria decirte muchas cosas... jajajaj
Bueno, no siempre se tiene ese afamado control, y no pasa nada por probar un dulce. Es mas, aveces es bueno comer cosillas asi.

Lo de la stevia es el mejor camino, pero entiende tambien los refrescos 0% y comidas 0% tienen edulcorantes artificiales.
Ah y el pan es sanisimo y un muy buen complemento, que hariamos sin el?? Yo no podria pasae un dia sin pan.
Besos!

Cheshire dijo...

Las pastillas son lo mejor, yo las tomo y pase de ser re irregular a ser como un reloj :)
El tema de la comida, para que no se desperdicie, lo que hago es hacer que se la coma mi familia 1: pero en tu caso del trabajo, no tenes a quien darsela, asique no importa. Ademas es 1, no fueron 3.
Los bocados del cheesecake ni te preocupes, cada uno habrá sido como 60 calorias porque basicamente es PURA azucar, pero ya está fueron pocos. Si bajaste, bajaste.
Un beso!

Sophie dijo...

Que complicado la opcion que tienes que tomar, supongo que todo tiene sus pro y contras, ojala el enfermarte tanto tiempo no sea peor consecuencia que la enfermedad.
Suerte con la comida y con todo lo demas

Princesa Irónica. dijo...

Creo que muchas veces uno puede tener sus firmes creencias y una ideología consistente, pero no hay trastorno alimenticio que permita sostenerlo. Yo racionalmente, o digamos mejor, concientemente, estoy totalmente en contra de por ejemplo, los estereotipos de mujer, los cuerpo que llaman perfectos, las dietas extremas, el no disfrute... pero a la hora de los bifes, la realidad es que hay cosas de mi mente, de las que no tengo explicación, ni noticia, cosas inconcientes, que hacen que no importe nada de todo lo anterior.

Y los fines de semana son muy complicados. El día que alguna sepa como hacer para seguir la dieta el fin de semana que por favor me diga Jajaja Porque cambia todo. Comer con la familia, o salir afuera a comer, estar mas tiempo en la casa, haciendo menos cosas. No se, siempre me costaron los fines de semana.

Gracias por tu comentario !
Un abrazo !