martes, 23 de junio de 2015

Well...

◕ ε ◕
Bueno, no espero que estas entradas sean demasiado animosas. No es que sea una persona normalmente animosa tampoco y creo que con el tiempo mi exterior se apaga poco a poco. No sé si sea bueno o malo, pero cada vez soy menos un ser externo, cada vez expreso menos, cada vez luzco menos animada, cada vez socializo menos y mi fobia social aumenta. Siento nauseas horribles cuando la gente me toca, no soporto a nadie dentro de mi metro cuadrado. Cada vez más, la actividad va ocurriendo más en mi interior, ahí donde nadie llega, y menos afuera. Siento que cada vez mis emociones son más intensas, que mis pensamientos vibran y resuenan cada vez con más fuerza en mi interior, pero poco y nada de eso sale.

Y no tengo ganas de nada, ni de estudiar, ni de trabajar, ni de vivir. N me pregunta regularmente qué es lo que me pasa, y no sé qué decirle, él sabe que soy una persona extraña, pero supongo que mis constantes cambios lo desconciertan, me asusta que eso lo espante, resulta ser la única persona en cuya compañía me siento a gusto, en paz; si se fuera, perdería casi todo el contacto exterior que consigo tener. Con él si logro hablar, y no me refiero a hablar por hablar, como cuando uno contesta de forma mecánica a cosas que te dicen, sólo para no ser maleducada, eso es vacío, para mi prácticamente no es hablar. Pero con él si puedo, y pasa tanto dentro de mi al mismo tiempo que usualmente termino hablando de 20 temas al mismo tiempo y le mareo. Pero con nadie más puedo.

saccstry:

Snow White and Rose Red finished version!Estoy en un limbo, no estoy mal, pero tampoco estoy bien. Sólo soy, existo porque así resulta ser, bebo de las alegrías de la vida para poder seguir caminando, pero no soy feliz. Es difícil de explicar.
Creo que estoy cansada desde adentro hacia afuera, no es el tipo de cansancio que se cura durmiendo, si no uno que me podría mantener inconsciente durante un año.

En tema peso voy ahí, me recuerda a una parte de GoT donde a Cersei la desnudan y le hacen caminar por todo Desembarco del Rey mientras una monja va tras de ella repitiendo una sola palabra: "Shame". "Shame, shame, shame, shame..." eso es lo único que tengo en la cabeza mientras camino desnuda a mi báscula para que esta me entregue un 53.6. Yo había dejado la vida por llegar al 51! Pero no, tenía que estropearlo todo y volver a subir. A veces me pregunto cómo es que me hago tantas zancadillas a mi misma.

◕ ε ◕Ayer la comida estuvo bien hasta la tarde. Un café por la mañana, una manzana y una naranja al almuerzo,  pero cuando fui a comprar mi café de la tarde, me ganó una de esas promociones imposiblemente baratas, donde por nada de dinero le agregaban dos medialunas  a mi café de costumbre. Las compré. Me fui a clases todo el camino pensando que se las regalaría 2 compañeros de clase con los que logro hablar un poco. Pero sólo llego 1, y no quiso, así que terminé tragándolas igual. (Shame...). Ya por la noche me bebí un té y comí un poco de pan integral con palta. Aproximadamente unas cerdas 800 cals.

Hoy espero hacerlo mejor.

En tiempos difíciles en cuestiones de peso para mi es prácticamente inevitable evitar mirar chicas delgadas para motivarme. Así que dejaré unas fotos de una de mis favoritas: Nadia Esra.






Intake:

8:30: Café espresso (2 cals)
13:30: Té negro (2 cals)
16:30: Té negro, sandwich de pan integral, jamón de pavo y queso fresco (329 cals)

Total: 353 cals

lunes, 22 de junio de 2015

Perdida, obesa y enfermiza


Scenery | via TumblrNo hay forma de explicar la cosa, me dio un bajón de esos donde intentas llevar una "vida normal" no pensar en la báscula, no pensar en intakes y meterme de cabeza en otros temas con más trascendencia, trabajo y estudios. 

Pero a veces olvido que soy yo, así que entonces todo mal.

No he llevado los estudios como corresponde, ergo, estoy bajando mi rendimiento y puntajes.


Anime | via TumblrNo rindo en el laburo, me la llevo procastinando sin ser capaz de concentrarme ni un ápice por un par de segundos.

Trago y trago sin un orden, trago montones de azúcar que me hacen tragar más azúcar luego. No me he subido a la báscula en unas semanas, y la verdad, me aterra tener que volver a subir. La última vez iba en 53,7. ¿Cómo reaccioné? ¿Dejé de tragar? ... NO!. Tragué con más desesperación por el terror que me produjo haber retrocedido todo eso por lo que me había esforzado tanto.

Y es que me ha costado también porque llegó el invierno y no he hecho más que enfermarme, he faltado mucho al trabajo y a clases porque caigo directo a la cama y no me sacan. Resfriados, enfriamientos, neuralgias... Entonces me dan un montón de píldoras que no puedo tragar sin tener el estómago lleno para que no me hagan daño. Y el círculo vicioso continúa. Recién este finde vengo de llevármelo todo tomando antibióticos fuertísimos. Así que me entra la duda de si debería empezar a restringir desde ya, siendo que recién he levantado un poco mis defensas... Pero es que ya no lo soporto más.

Ni siquiera he leído suficiente. He estado como una vaga absoluta, mental y físicamente hablando.

Y en realidad lo único que he hecho en este mes y medio ha sido irme en mis viajes espaciales mentales, Ver muchos documentales de astrofísica, de divulgación científica y perdiéndome en una aplicación del teléfono que me deja ver las estrellas, constelaciones, planetas y nebulosas en tiempo real. Son cosas que me llenan, pero nada productivas en realidad.

Entonces luego de este bajón me viene la culpa y no me deja. No puedo llevármela como una cerda indisciplinada toda la vida sin caer en el agujero de la depresión otra vez. Y la última vez que pasó duró años y fueron años que perdí sin avanzar en nada y siendo un estropajo inservible... Así que no! Debo volver a mi curso.

' | via TumblrClaramente trataré de volver a publicar regularmente, ya que mantenerme en esta especie de "control" siempre está ligado a llevar el registro de alguna forma, y este blog es lo que mejores resultados me ha dado. Así que volveré a mi jodedera típica de la rezongona amargada que no puedo dejar de ser.

Hoy he estado tratando de volver a restringir como antes, es decir, aguantar lo más posible con un café bien negro en la mañana y en lo posible ayunar o comer un par de bocados. Pero creo que el día no acabará bien, por más que me esfuerzo el dolor abdominal, los mareos y la terrible jaqueca me tienen inutilizada. Trataré de remediarlo un poco con té verde tibio, pero el cerdo de mi estómago pide masas y azúcar a gritos.

Por favor cuerpo, colabora un poco...