miércoles, 29 de abril de 2015

Perseguida por psicópatas

Mi estrés está por las nubes, simplemente, vengo acá a desahogarme, o siento que tendré un ataque de pánico de un momento a otro.

Ayer todo iba bien hasta volver de clases, que siempre resulta peligroso, salgo pasadas las 9 de la noche y no conozco a nadie que pueda acompañarme, así que me toca caminar un par de calles cerca de mi casa, absolutamente oscuras y desiertas a esas horas. Así que venía en silencio, con la capucha de la sudadera echada en la cabeza como siempre, para tratar de llamar la atención lo menos posible. Por aquella calle jamás hay nadie afuera y los faroles estan espaciados, así que los árboles producen sectores de sombra negra en los que no ves a nadie si es que hubiera alguien ahí. Y a mitad de manzana, desde uno de esos sectores oscuros, un tipo empezó a gritar justo cuando iba pasando, gritó y gritó como si le apretaran la garganta y empezó a insultarme con las peores palabras que tuvo.
Así que terminé saliendo a la carrera como loca, ni siquiera le vi, pero no me lo pensé 2 segundos en quedarme a averiguar quien rayos era. 
Si era alguna especie de broma, fue espantosa.
Y si no debe haber sido algún chalado drogado o quién sabe, alguien que sólo quería hacer daño.

Terminé con los nervios trastocados y en casa tuve uno de mis viejos ataques de pánico, estuve a punto de vomitar una hora, y después me atraganté en comida.

¿Resultado? Desde ahora en adelante deberé hacer un rodeo tortuoso en varias locomociones para llegar en una que me dejará en la puerta del condo, porque mis viejos (y yo también de paso) se rehúsan a que vuelva a pie de las clases jamás.

Hoy desperté pesando 100 gramos más y aterrada de volver al 53.

Bueno, ya con la cabeza en otras cosas, mientras trabajaba entró una llamada a mi móvil, no la contesté porque era de un desconocido y simplemente me daba pereza hablar con nadie.
Pero volvieron a llamar.
Así que contesté, a veces me llaman desde el colegio de mi hijo y de el centro médico también, así que pensé que tenía que ver con algo como eso, ya que hoy había tenido un chequeo con el pequeño con una neuróloga de la escuela. O por último podía ser la maldita propaganda que siempre llama.
Pero no, guardó (o guardaron, que se yo) silencio, así que saludé: "Aló?" . Nada. Miré la pantalla, sólo había información de la localización de la llamada, proveniente de Aysen. Iba a cortar ya cuando de la nada alguien (él/ella/eso no puedo clasificarlo) comenzó a gritarme en un tono absolutamente antinatural, entre gutural y con un barítono extraño. Comenzó a gritarme pero a penas si pude entender lo que decía antes de cortar y casi lanzar el móvil contra la pared del pánico que me provocó. Y para peor yo sola en la oficina, que resulta ser una casona absolutamente desconectada del exterior.

Lo que le dio la bienvenida a mi segundo ataque de pánico en menos de un día.

Mi novio dice que tiene que ser una mala broma telefónica. Es lo obvio, pero 2 eventos extraños de acoso de desconocidos me tienen los nervios de punta. Resulta la peor coincidencia que jamás me sucedió.

Me duele el cerebro.

6 comentarios:

Enamorana dijo...

A mi me dolería también! como lo siento!

espero que te sientas mejor pronto

besos!

Alex Blue dijo...

Horrible! D: me siento mal por ti hermosa esa experiencia te hizo mucho daño te entiendo :( si es una broma las personas que la hicieron no saben respectar a nadie! y espero que no te vuelva a ocurrir nunca mas.
Animo hermosa que tu puedes.

Sophie dijo...

Y no es para menos! yo tambien estaria muy asustada, pero no te preocupes lo importante es que estas a salvo. Por favor cuidate, trata de no caminar mas por ese lugar asi tengas que hacer ese recorrido tortuoso, lo mas importante es tu bienestar. Trata de hacer algo que te relaje, que te distraiga, de a poquito ira pasando el susto...
un abrazo grande,

Ceres Ashburn dijo...

Hola!! Espero que eso de las llamadas sea sólo algo que no pase a mayores... esperemos que el tipo de la noche haya sido simplemente un vago y la llamada un error. Si no ha vuelto a suceder es probable que así sea. Tienes toda la razón en asustarte, yo también lo estaría en tu lugar. Tranquila que verás que todo está bien. Te mando un gran abrazo <3

Cryss dijo...

Ojalá sólo haya sido una estúpida broma en el peor momento posible, te envío mucho ánimo y fuerza! De todas maneras, si volviera a suceder (me escuche el cielo que no suceda), lo ideal que puedes hacer es avisar a la policía, para que puedan protegerte y estés más segura (:
Besos!

Eleonora Gomez dijo...

Pffffff, tranquila. Lamentablemente te tocó pasar por cosas feas. No te asustes, quizá la llamada puede ser producto de un call center, a veces el sistema se descalibra y se escucha mal (trabajo en uno). No te asustes y se fuerte. Un abrazo enorme!