martes, 31 de marzo de 2015

Enamorada de la inexistencia


Si me dijeran que puedo hacer cualquier cosa que quiera en el mundo, sin preocuparme de nada y gastando mi tiempo como yo quisiera, me encerraría en mi habitación a leer y a beber café hasta que la salida del sol y la luna no fueran más que ilusiones, hasta que mi cabello se llenara de telarañas y esos que me conocen se olvidaran de que yo existo.


Desde que era una niña con más curiosidad que alma, sabía que con una vida no me bastaría. Necesito vivir mil, y no de esas en que naces, mueres, te elevas y cuando vuelves ya no recuerdas ni un ápice, si no una continua, convertir mi vida en un vacío, en un agujero negro de otras vidas, absorber la esencia de los demás en la mía propia, caminar en sus zapatos como si fuera un juego, como si esta prisión de carne, huesos, sangre y sal no fuera más que un atavío que pudiese poner y quitar en plena voluntad.
La lectura me brinda en parte ese placer, también la psicología, la ciencia, el arte. La psicología me permite captar la esencia de cada persona que respira cerca de mi, como si fuera una pequeña esfera de luz entre mis manos, pura en la contemplación; la ciencia me entrega la vida misma de las estrellas y galaxias, me muestra que esa materia que compone al universo es la misma que me compone a mi, que su historia es mi historia, su vida es mi vida. 

El arte y la lectura son casi un portal a otras dimensiones, en ellas yo no soy yo, y platónicamente me despojo de mi prisión carnal, para viajar lejos y que eso que conocemos como el tiempo y el espacio no resulten más que una broma. Me permite captar la esencia de seres perfectos y absorber el alma del autor, de ese que pudo haber vivido hace 1000 años, o más, meterme en su cerebro, vestirme con su materia gris, robarme sus ojos y ver a través de ellos.
Y yo dejo de ser yo, y soy él o ella, pero eso ni siquiera importa.
Lo que importa es que me bebo su vida, y cuando acabo ya no soy la misma, aunque todo luzca igual.

pastellish:I’m trying to draw something everyday (more or less), so hard !Cuando soy capaz de eliminar las fronteras de mi mente, y me sumerjo en otros planos, ya nada importa, ni mis absurdos deseos, ni las preocupaciones, ni mi cuerpo, ni la apariencia de este.

Sin embargo, para mi propio pesar, no puedo vivir embebida en ese estado eternamente.
Y aunque ya no sea la misma cada vez que avanzo, la realidad que me espera si lo es, y vuelvo a ser ese individuo limítrofe, que primero se baña en las aguas de lo eterno y pierde toda preocupación, para luego obsesionarse con la perfección de cada pequeño detalle.

Y ahí voy, preocupada de el número en la báscula, preocupada de el número en mis exámenes, de las horas en el trabajo y de vestirme de la mayor perfección humana a la que pueda aspirar, porque se lo debo a mi hijo, y a todos aquellos que me aprecian.

Hace poco un conocido de mi padre me hizo el comentario de que él, mi padre, siempre ha compartido con otros la convicción de que yo estoy en ese minúsculo grupo de personas que son superiores a la media en cuestiones de materia gris, esos popularmente llamados "superdotados", "genios", "intelectuales"...  que era la única forma en la que él captaba toda mi forma de ser, con mis recurrentes problemas de adaptación y mi avidez por la expansión de la conciencia, por mi natural irritabilidad hacia mi misma, por la desesperación por la existencia misma.

Yo por mi parte no me creo ni una sola palabra de eso, siempre me he sentido más próxima a las definiciones sobre la demencia que aquello que él quiere creer.

Sólo un ser así de demente puede ser tan auto-destructivo, y evadir de esta forma la realidad a cada paso.

_____________________________________________________________________________

CW:54,6 kgs

Intake:

10:00: Té verde (2 cals)
11:30: Café (2 cals)
14:30: Garbanzos cocidos, té blanco (182 cals)
19:00: Pastel de papas (300 cals)
20:30:Té verde, una rebanada de pan blanco con palta, galletas con chips de chocolate (232 cals)

Total: 718 cals

lunes, 30 de marzo de 2015

Dumb

Estas últimas semanas han sido difíciles, poca motivación, montañas de trabajo, tanto en casa como en la oficina, tengo un periodo de bajón horrible, por eso no me había dignado a escribir nada.
¿El peso? Va horroroso, por la mañana marcó 55.1 kg, y claro, ayer fue mi cumpleaños, por lo que hubo comida todo el finde y la familia pendiente de ti. Aunque seguramente no son más que excusas con las que trato de tapar mi propia responsabilidad sobre el tema, la verdad es que lo he hecho pésimo, he comido un montón de porquerías que no debería y aquí estoy, 2 kilos arriba.
Tampoco puedo ejercitar nada, hace poco me hicieron un montón de exámenes por unas manchas extrañas que han estado saliéndome por todo el cuerpo y me hicieron una biopsia, así que voy con puntos en las piernas por la toma de muestras y la prohibición de hacer ningún esfuerzo físico hasta que el dermatólogo vea los resultados de mis exámenes, en casi un mes más.

Cómo dice mi novio, imitándome a mi, con un dejo de tristeza en el rostro, "no me queda otra que matarme de hambre". O seguramente mi cerebro terminará consumiéndome por las horribles culpas.


En mis pocos ratos libres me la he pasado leyendo, acabé "La Reina de los Condenados" y "La Teoría del Todo", ahora voy por "El Ladrón de Cuerpos" y quizá algo de Stephen King.

En una semana empiezo los estudios otra vez, a ver si esta vez consigo hacer crujir las neuronas para entrar a la universidad el próximo año, y sinceramente, no tengo ganas, no porque no quiera estudiar, porque de hecho, me encanta estudiar, pero no me apetece ver a toda esa gente, ver a mis antiguos profesores, que me vean por segundo año consecutivo ahí, como una estúpida fracasada.

Eternamente obesa y fracasada,


Intake:

8:30: Café con leche (72 cals)
14:30: Garbanzos cocidos (180 cals)
19:30: Té con dos cucharaditas de azúcar, medio pan francés con huevo crudo batido, rebanada de pastel de chocolate. (551 cals)

Total: 803 cals

jueves, 5 de marzo de 2015

Inconstancia

Bueno, me había desaparecido por un par de cosas.
Primero me sentía super desmotivada con todas las cosas que habían sucedido en las entradas anteriores, así que iba con 0 inspiración para escribir e iba comiendo como una marrana.
Segundo, el comer como marrana me hizo subir un poco de peso y me avergonzaba volver a escribir en el blog sobre eso, así que volví ahora que mi peso volvió a estabilizarse.
Tercero, estuve al rededor de 2 semanas con el período, y lloraba por todos los rincones.
Cuarto, no tenía nada nuevo ni motivante para contar y registrar.
Quinto, estaba muy enganchada de algunos libros y mangas, así que dedicaba cada segundo del día en tragar y tragar información.


Pero ya volví, estos días de silencio me han ayudado a enfrentar las cosas desde una perspectiva más calmada y, no, no me siento feliz, pero al menos estoy más calmada en el interior. Estoy enfrentando los problemas de a poco y lentamente, como siempre me lleno de nuevas actividades y retos para mantenerme distraída de mis ya bien conocidas frecuentes auto-lamentaciones y las cosas funcionan por ahora.



toy-angel:♡天使の♡ | (s)Estos días desaparecida me dediqué por completo a dos de mis actividades más absorventes y, por qué no decirlo, más reconfortantes. Mi hijo y mis libros/mangas. El enano entró esta semana a clases, así que la pasada semana fue de una carrera interminable para buscar todas las cosas que necesitaba para entrar al nuevo colegio, y esta, de otra carrera por habituarnos a nuevos horarios y hábitos. Es realmente agotador, pero infinitamente cálido para el alma.
Participar de aquella infantil emoción de las nuevas etapas, ser capaz de entregarle a ese pequeño oasis de inocencia todas las cosas que necesita para el nuevo proceso, verle satisfecho y en paz con este nuevo proceso, verle grande, independiente, fuerte.
Ciertamente soy de ese tipo de madres sentimentalonas que lloran en vez de sus hijos cuando estos se enfrentan a estos desafíos. Era casi cómico ver a un pequeño hombrecito de 4 años, fuerte y entero frente a la nueva etapa, y a mi a su lado casi desvanecida, temblorosa y mordiéndome los labios para no romper en llanto e histerizar al resto de los niños.

aliengia:What a tragedy…Por lo demás, en mis escasos tiempos libres, completé uno de los libros que dije que iba leyendo (Lestat, El Vampiro) y estoy en el siguiente, "La Reina de los Condenados". También por casualidad me enganché de un manga, hacía montones que no leía ninguno y la recomendación de este me llegó de improviso, por medio del otro blog que tengo (El Tumblr) y acabé leyéndolo como una obsesa hasta acabarlo por completo. Hablo de Tokyo Ghoul, que al menos a mi, me encantó. Acabé con toda la historia y ahora voy por la continuación, Tokyo Ghoul: Re que aún está en proceso.

También, como característica de mi penosa calidad de concentración, cuando pierdo el hilo de estas cosas, me dedico a avanzar a trozos el segundo libro de la saga de Caballo de Troya y estoy tomando una especie de curso de francés a través de una apk de Android.

Y por último, me apunté en un reto, aunque este es literario. Se trata de leer un total de 24 libros en el transcurso del año 2015 que reúnan ciertos requisitos estipulados en el reto, los detalles están en este enlace.

En el tema peso, tal como dije, había subido casi un kilo, y lo volví a bajar, siento que me quedaré toda la vida dándole vueltas al 54, pero trato de tener paciencia e ir de a poco. Hoy la báscula marcó 54.1.

kfkx:自宅にて。En los asuntos del corazón, voy "despacio por las piedras", como dicen acá. N y yo estamos reconciliados y re-experimentando con nuestras nuevas experiencias pasadas en este verano, y él resulta estar más cercano y dispuesto que nunca a colaborar, ha terminado el proceso de selección del departamento donde viviría con su familia, y resulta ser uno que está a 20 minutos de caminata del mío, así que mientras lo remodela y repara algunos detalles, va todos los días a mi casa por las tardes y comemos juntos cuando llego del trabajo. Estamos aprovechando mientras dure, por decirlo de alguna forma, ya que en 2 semanas más el entrará a la universidad y yo al preu, y nuestro tiempo libre se desvanecerá una vez más.

Así que como dije, por alguna razón aún llevo melancolía pesándome en el corazón, pero no estoy triste, y tampoco estoy feliz, pero me siento calmada, siento que de a poco puedo ir haciéndole frente a los problemas, uno por uno.

Intake:

8:45: Mocaccino Nescafé (190 cals)
12:00: Café con leche descremada (68 cals)
14:45: Espagueti con salsa de tomates, té blanco. (295 cals)

Total: 553 cals