viernes, 30 de enero de 2015

Último día nadie se enoja!


¡Al fin llegó el tan esperado día! Y la verdad estoy tan emocionada como nena pequeña, hace un montón de tiempo que no tenía unas vacaciones así y ya no aguantaba más. Así que, extraño en mi (la amarga de turno), voy de un humor inmejorable. Es una de esas ocasiones en las que sientes que nada puede echarte a perder los ánimos (y me pregunto porqué no puedo estar así todos los días), me siento tan bien que hasta no estoy tan acomplejada de mi misma, me siento liviana y tranquila.
De todas formas extrañaré leerles, iré muy al sur y no sé si allá consiga la señal suficiente para usar internet, dudo que escriba, pero si tengo la posibilidad estaré leyéndolas y dejando uno que otro comentario.

Hoy la báscula marcó 54 cerrados, tendré desde ahora 2 semanas en las que no podré contar los avances, pero los iré registrando de todas formas en una app que tengo para hacer un resumen al regreso. Espero traerles buenas noticias al volver, he estado mentalizandome toda la semana sobre que evitaré los excesos, me ajustaré lo más posible a mi alimentación actual y que aprovecharé cada momento que tenga allá para moverme y ejercitar. Más que mal, estaré en pleno campo, al lado de un cerro, lleno de verde, animales, vida a mi al rededor, así que tendré bastante para hacer. ¡Trataré de traer fotos también!


También he estado mentalizandome sobre intentar dejar las cosas fluir con respecto a mi cuerpo y los bikinis, no quiero ser la aguafiestas que esté en un rincón de mal humor y llorosa todo el tiempo por la grasa aquí y la grasa allá. Así que me dejaré ser, o lo intentaré con todas mis fuerzas, para disfrutar el momento. Porque en realidad, la grasa no va a desaparecer en este par de días antes de salir así por arte de magia, o porque yo la esté odiando.

Extrañaré mucho el blog estas dos semanas...

Intake:

8:30: Té verde, yogurt descremado con arándanos, linaza y avena (141 cals)
13:00: Té verde (2 cals)
14:00: Filete de salmón al horno, pepino, brócoli al vapor, Coca Zero (169 cals)

Total: 312 cals

jueves, 29 de enero de 2015

Tratando de tomar conciencia


Según la báscula los números van hacia abajo, hoy estoy en 54.1 kg y lo único en lo que pienso es en que quiero más, sin embargo, no puedo pedir más, estos días no he hecho nada de ejercicio, más que por no querer, por no tener ni un p*to minuto. Me la he pasado en el orden para las vacaciones, y es que a veces tengo periodos algo maniáticos con el orden. Me irrita la idea de irme más de una semana de casa y dejar todo sucio y desordenado, así que dentro de mi compulsividad temporal voy encargándome de la limpieza por partes.

En compensación estoy tratando de reducir los intakes, pero resulta difícil cuando debes adecuarte a los hábitos de los demás en casa, así que trato de reducir al mínimo las porciones, de no superar los 100 o 200 gramos por comida y llenar mi estómago lo más posible con líquidos, agua e infusiones. A veces me desespero, pero trato de pensar en los logros que he tenido, que aunque pequeños, son logros de todas formas.

Llevo bastante tiempo sin añadir azúcar a nada de lo que ingiero. Y de priorizar los alimentos naturalmente, o en su defecto preferir los que son endulzados con stevia y evitar los que contienen sucralosa. Además de disminuir al mínimo la sal (para dejar de retener tantos líquidos y ver si bajan los muslos) y también el aceite. En su defecto intento aderezar las ensaldas con aceite de oliva extra-virgen y sal baja en sodio.
Llevo tiempo ya alejada de las grandes porciones de pan (excepto por un atracón que tuve por ahí hace unos días), antes siempre comía mucho, por las mañanas y por la tarde. Ahora evito consumirlo, y si lo hago es en pequeñas porciones de pan integral.
He mantenido las porciones al mínimo tamaño posible, es decir, hace tiempo que no he comido hasta la sensación de estómago tirante, ahora como simplemente hasta saciar el hambre, no la ansiedad de antes, si no el hambre real, con gruñidos y dolor de panza. Cuando paso ese punto, me detengo. Creo que esta ha sido lo más difícil de todo, porque antes siempre comía hasta estar llena, y era desagradable, pero cuando no lo hacía era como quedar con hambre de todas formas, supongo era algo psicológico, llegar a ese control fue complicadísimo, y aún me cuesta algunas veces, pero al menos soy capaz de sobrellevarlo. También está ese deseo irracional por completar platos, es decir, esa actitud de: "Ya me sacié, calmé mi hambre, pero aún queda comida en el plato, me la comeré para que no se vaya a la basura." Ese es un clásico, sobre todo en casa, aún tengo problemas con mi madre porque cuando ella me sirve los platos, siempre son en porciones mucho más grandes de lo que necesito, y siempre termino dejando la mitad de lo que me sirve, sobre todo en comidas altas en carbos simples.

Siempre que me domina el pánico trato de pensar en ese tipo de cosas.
Otra cosa es que me sienta satisfecha de ellas, claro...

Al menos ya quedan a penas hoy y mañana para olvidarme del trabajo por 2 semanas !

Intake:

9:00: Té verde, yogurt descremado y avena (133 cals)
14:00: Lasaña, jugo de durazno diluido en agua mineral (223 cals)

Total: 356 cals

miércoles, 28 de enero de 2015

Same


Voy igual (pero al menos no voy subiendo), estoy en 54,4 y como siempre empiezo a perder la paciencia, me dan ganas de restringir un montón, y una vez más pujan esas dos fuerzas, una en plan de "¡Restringe! ¡Restringe! ¿Te gusta la sensación de estar vacía? Es lo único que te hará adelgazar, restringe hasta que te desmayes, da igual el puto mal humor y las ganas de nada, da igual que te vuelvas loca, ejercita hasta el ataque cardíaco y sigue restringiendo."; y la otra "Ten paciencia, mantén y baja poco a poco, haz todas tus comidas, haz ejercicio, no es necesario hacer tantísimo, sólo sé constante, y paciente... tendrás más energía y serás más agradable, te sentirás mejor en el camino que estás siguiendo."
Siempre es igual, y soy como un péndulo, voy de un extremo a otro y siento que no podré estabilizarme jamás. De verdad quiero estar mejor, de mejores ánimos, más enérgica y positiva, pero siempre la otra parte me jala de los tobillos, me llena de miedos, inseguridades y ansiedades.


Ayer no hubo ejercicios, llegué a casa muertísima de sueño, así que dormí un rato y luego me bajó uno de esos golpes de energía brutales acompañado de el espíritu anti-mugre donde miras tu habitación y no la soportas, así que me puse a asearla hasta que quedé más o menos conforme, estuve varias horas moviéndolo todo, cambiándolo de lugar y aspirando en cada rincón y cuando me di cuenta era tardísimo así que volví a acostarme. Supongo que es mejor a pasármela echada además de ser necesario, pero no puedo contarlo como ejercicio.



imageDesde ya estoy pensando en el viaje, es cierto que faltan varios días, pero tengo una memoria horrible y si no planeo este tipo de cosas con tiempo, me dejo la mitad de lo que necesitaba llevar.
La verdad la idea me tiene muy ansiosa, pero al mismo tiempo siento mucho miedo; una cosa es intentar aceptarme a mi misma en bikini en la privacidad de un probador de tienda, o en mi casa, y otra absolutamente diferente será a la orilla de un lago con un montón de otra gente. No sé como reaccionaré, la última vez que intenté ponerme un traje de baño fue hace un montón de años, lo juro, quizá unos 6 años atrás y hasta ahora no he sabido como lidiar con mi cuerpo en una situación como la que se viene. Me trae algo loca la idea.
Pero más allá de esos dilemas, estoy harta del trabajo, ¡gosh! ¡Sólo quiero olvidarlo por un par de semanas!
Espero traer mejores noticias sobre lo del peso mañana.

Intake:

9:00: Café, yoghurt descremado con avena (133 cals)
14:00: Ñoquis, nectar diluido en agua mineral (145 cals)
16:30: Nectar diluido en agua mineral (12 cals)

Total: 290 cals

martes, 27 de enero de 2015

浮き沈み

Bueno, al final decidí darme un respiro luego de el susto que me pegué el otro día. ¿Resultado? Hoy peso 54.4. No es tan mal número, realmente esperaba algo mucho peor, ya que el fin de semana fue un desastre, lleno de altibajos, así que trataré de hacer un resumen.

El viernes, por la noche N (mi novio) me invitó a comer sushi, sabía que había tenido mala noche, así que había que olvidarse aunque fuera un momento de las reglas, no me fui al extremo tampoco, comí unas 13 o 14 piezas (unas 500 cals aprox) y así terminó ese día.

El sábado al pesarme en la mañana estaba en el 54.1, y me fui de compras, al fin encontré mis trajes de baño para las vacaciones, es cierto que aun siento mucha vergüenza de toda la grasa que aún está pegada por todas partes, pero tuve suerte y encontré 2 bikinis que entraron sin problemas y no me hacen ver tan cerda. Así que pasé casi todo el día sin comer de allá para acá, hasta las 6 de la tarde aprox donde comí un par de bocados de un quiche de pollo (aprox unas 290 cals) que no me gustó y dejé en gran parte. 
Luego, por la noche vino N a buscarme para salir de fiesta a casa de un conocido de la universidad, y cuando llegamos me obligaron a comer un poco más para que los tragos no me cayeran tan mal, así que probé un par de cucharadas de arroz y un trozo de carne (270 cals). Más tarde bebí una cerveza y un poco de pisco (unas 500 cals más), pero no llegué ni a estar cerca de emborracharme porque a los demás se les ocurrió jugar Just Dance para la Kinect y nos pasamos las siguientes 4 horas bailando sin parar, así que el alcohol se me bajó de inmediato. Al final de todo nos dió el amanecer y con N nos fuimos a casa a dormir un rato.

El domingo desperté pesando 53.8, sin embargo no me hice ilusiones, sabía que estaba deshidratada por el alcohol y el baile del día anterior, iba con un poco de agujetas y me causó alegría pensar que al menos había movido un poco mis flojos músculos para variar. Tomé un poco de té con un chorrito de leche cuando desperté (30 cals) y por la tarde comí medio zapallo italiano relleno (120 cals). Me la pasé casi todo el día durmiendo por el trasnoche del día anterior.

Ayer, lunes, desperté con 53.8 otra vez, tuve que ir al dentista y luego de compras, así que anduve todo el día de arriba para abajo, N vino para acompañarme y no tener que hacer todas las cosas sola. Estuve pésima alimenticiamente, me tomé un mocaccino por la mañana (95 cals), comí una humita al almuerzo (220 cals), por la tarde mientras estábamos de compras con N picamos unas papas fritas (300 cals) y en casa tomé un té verde. No ha hubo ejercicios pues las agujetas me dolían mucho más que el domingo y a penas si podía mover las piernas. N dijo que no era tanto ni como para que subiera de peso, pero yo sabía que si, además de que no he podido ir al baño desde el domingo y me he sentido horriblemente hinchada todos estos días.

Hoy espero ordenarme y hacerlo un poco mejor, a ver si al final de la semana me regulo y vuelvo a ver el 53 para irme con ese peso a lo de las vacaciones. Las agujetas me han disminuido un poco y trataré de hacer algo de elíptica por la noche.
Hay una parte de mi a la que no le importa estar enferma, que no le importa llegar al extremo, mientras consiga seguir bajando de peso, mientras pueda ser tal como yo quiero ser.



Intake:

10:30: Canada Dry Light (3 cals)
12:00: Yoghurt descremado y avena (139 cals)
15:00: Carne mechada y arroz, un vaso de Coca Zero (325 cals)

Total: 467 cals

viernes, 23 de enero de 2015

Oye, relájate amiga

Siempre he sido el tipo de persona que trata de escuchar mucho a su cuerpo, de decifrar las señales que va lanzándome, soy de las que no cree que las cosas que suceden en él sean al azar, ni siquiera los sueños, o las pesadillas...

La cosa es que ayer por la noche mi cuerpo me dio un zape descomunal. Antes hubo un tiempo donde estuve ultra-desequilibrada  y ni se imaginan todos los trastornos psicológicos que sufrí al mismo tiempo, fue una experiencia por la que jamás querría volver a pasar, y pienso que si alguna vez en mi vida he estado muy cerca de suicidarme, fue esa, y ni siquiera era porque no quisiera vivir, si no porque los trastornos me atormentaban de tal manera que vivir se hacía más intolerable a cada minuto. Bueno, entre todo lo que tuve, padecí trastornos del sueño; insomnio, parálisis del sueño y terrores nocturnos, y ayer, luego de bastante tiempo invicta volví a tener una noche de estos últimos. 

Lo más gracioso es que ni siquiera puedo recordar qué fue lo que soñé, cual fue la pesadilla tan terrible que tuve, sólo sé que desperté aterrada como si estuviese ocurriendo el apocalipsis ante mis ojos, llorosa como una nena, medio inconsciente me levanté de la cama y salí corriendo de ahí hasta el baño, me costó varios minutos despertar y calmarme, volver a la realidad, para peor el terror que tenía era tan, pero tan absurdo que casi entré en colera por dejar que mi mente me juegue esas malas pasadas tan desagradables. Desperté pensando que me iba a morir de hambre. Literal. No en el sentido figurativo, pensé que de verdad me iba a morir, obviamente era un temor absolutamente irracional y estúpido, pero en la inconsciencia y como resultado de mi pesadilla estuve llorando en el baño pensando que moriría por al menos unos 10 minutos. Hasta que desperté y me di cuenta que era una real tontería y que, claro, desperté con hambre y me crujían las tripas, pero era imposible morirse de eso.
Entonces el mensaje me quedó claro, tengo que relajarme un poco con esto, estoy llevando a mi cuerpo al extremo, o al menos, sobre-acosando a mi mente con la obsesión de bajar de peso lo más rápido posible. Tengo que relajarme, pero no sé cómo...
No sé como relajarme con esto sin subir de peso, sin tener que comer más normal, sin dejar de ejercitar hasta ya no poder más, porque esa es la otra.
Ayer mientras ejercitaba, más allá de los mareos habituales, estuve a punto de desmayarme, a punto. Luego del ejercicio tuve que recostarme por un rato, porque la cabeza me daba vueltas y palpitaba como si tuviera el corazón ahí arriba, quedé como un trapo, y no pude sentirme orgullosa, porque seguramente es el período lo que me vuelve menos resistente.
Y aún después de todo eso sigo sintiéndome asquerosamente gorda, y no sé cómo verme de otra forma, mi novio dice que el me ve más delgada, pero yo no puedo, sigo sintiéndome asqueada de mi misma, de la grasa, de lo gruesa que soy, de todo eso que tengo suelto.
Así que no sé como bajar las revoluciones, porque sé que si lo hago, voy a subir de peso.
Hoy la báscula marcó 54.2 kg. Estoy tan cerca del 53 y eso me enloquece, quiero forzar mi cuerpo más y llegar hasta ahí, pero sé que al menos por unos días debo centrarme en conservar el peso que he conseguido bajar, estabilizarme y luego seguir bajando una vez me sienta un poco mejor, esta semana he bajado un kilo completito, cosa que de la que no era capaz hace mucho, y debería sentirme orgullosa de ello. Pero no puedo, y aún más hay una parte de mi que quiere seguir bajando, lo más rápido posible.
Hoy trataré de comer un poco más pesado, a ver cómo me va con el peso mañana y buscar la forma de mantenerme, aún así no puedo negar que de sólo pensarlo me aterro, y ahora último, a penas trato de meterme algo más pesado de lo normal, me duele la barriga, es como si mi cuerpo lo rechazara.

Pero no quiero volver a los viejos trastornos, era como vivir en el peor de los infiernos.

Intake:

8:30: Leche descremada con avena (117 cals)
12:30: 2 cuadrados de chocolate amargo 65% cacao (115 cals)
14:30: Pastel de choclo, jugo de durazno sin azucar diluido en agua mineral (304 cals)

Total: 536 cals

jueves, 22 de enero de 2015

Con un alien en la barriga



Gosh, quien le puso útero a las mujeres debía odiarlas bastante, ¿es que una no puede vivir sin tener que desangrarse y retorcerse de dolor una semana al mes? Odio, odio, ODIO ir indispuesta, desde ayer hasta hoy no han sido más que horribles dolores de los cólicos, una hinchazón asquerosa, emociones arriba, emociones abajo, primero odio a todo el mundo, luego quiero llorar, luego me deprimo y después estrangular al primero que tenga al lado; primero me da asco la comida, luego quiero tragar mil antojos irracionales.

En fin, estuve retorciéndome por los cólicos toda la tarde ayer, así que no pude ejercitar nada. A parte estuve obligada a comer pan, porque vino mi novio a comer en la tarde y no me gusta que piense que soy demasiado extremista con lo de las restricciones, que después me regaña por no comer. Así que espero me baje un poco el dolor y la hinchazón para al fin poder redimirme un poco.
Hoy por la mañana fui a hacerme nuevos presupuestos para mi tratamiento dental y a buscar unos rayos, y gosh, no sé de que planeta vengo, pero mis muelas del juicio han estado creciendo horizontalmente todo este tiempo, si, horizontalmente, que porquería, así que deben sacarlas, guácala. Al menos me acompañó mi novio, así que el trámite se hizo menos tedioso y después salimos a caminar y charlar mucho rato, y me requete-encanta charlar mucho con él, es la única persona con la que siento que puedo hablar desde lo más profundo y serio, hasta lo más bobo, ridículo y superficial sin sentirme nunca incómoda.

Quiero agradecer las respuestas a mi pregunta de ayer, de verdad soy ultra ignorante sobre muchas cosas del fitness y a veces por más que lea info no doy con la duda exacta que tenía. Con respecto a eso estoy cotizando pesas y pulsómetros para comprarme unos a penas pueda, para complementar el cardio y ver si así hago el ejercicio un poco más efectivo.
Con el peso voy ahí, bajando de a poco, hoy marqué 54.5 aunque sigo suspicaz a los números de la báscula mientras vaya indispuesta, así que es un 'te creo, pero a medias'

Me aterra el fin de semana, mi novio quiere ir a una fiesta, y no me atrevo a decirle que no, porque nunca salimos a ninguna, y sé que no saldrá si no voy con él, así que voy, mientras él quiera, voy. Es el sábado y lo que no quiero es echar por tierra los esfuerzos de la semana, así que estoy practicando mis lineas para rechazar el alcohol y seguramente tener que explicar porqué voy de 'santurrona'.
Eso es todo por hoy, he estado comiendo sin ganas, pero porque me miran, por los dolores, así que fue el café por la mañana por mi novio y el almuerzo donde en realidad a penas si probé un par de bocados de una cosa y otra. Últimamente sólo me apetece el té verde, y entrenar, estoy harta de la comida, pegada en mi barriga, brazos y muslos todo el tiempo, sólo quiero eso.
Té verde y entrenar.

PD: Sophie.- Unzufrieden significa insatisfecho (insatisfecha en mi caso) en alemán.

Intake:

9:45: Café con leche descremada (47 cals)
11:00: Soda dietética (3 cals)
14:30: Arroz, atún y tomate (151 cals)
16:00: Té verde (2 cals)
19:00: Té verde, pan integral, palta, queso (176cals)

Ejercicio:
20:30: Elíptica  ~ 1hr (-458 cals)

Total: -79 cals


miércoles, 21 de enero de 2015

Unzufrieden

A veces pienso que nunca me voy a sentir satisfecha con nada, no sé porqué sea, y no sé si es malo o bueno, seguramente es malo, porque nunca disfruto por mucho tiempo de mi condición actual, sólo pienso en lo siguiente que quisiera conseguir. Me pasa tanto en cuestiones de bajar de peso, como en mi vida en general. O quizá es que aún no he llegado al punto de satisfacción con respecto a mi misma, pero me preocupa nunca encontrarlo. Llevo mucho tiempo así, dejando que cada logro, grande y pequeño se convierta en una euforia de corto plazo, y luego, en nada.


En fin, que hoy al menos voy en bajada (se supone), de todas formas no es que le crea mucho a la báscula y no lo haré hasta que me termine el período, pero como guía al menos estoy en 54.8 kg.
Mi meta esta semana es evitar el pan y e idear formas de remplazarlo, ya que donde yo vivo, comer pan al desayuno y once es ley. En el desayuno me es fácil evitarlo, ya que siempre desayuno sola, pero por la tarde, comemos en familia y no hay otra cosa que pan con algo siempre.
Así que voy improvisando a ver qué resulta de todo esto.

Tengo una duda que quizá alguien más docto que yo en lo del fitness quizá me pueda quitar de encima, si al otro día de hacer ejercicio no me duele ni un sólo músculo, ¿significa que lo estoy haciendo mal? He estado haciendo un poco de todo, elíptica, aerobics con mancuernas (no muy pesadas, sólo las de 1 kilo por cada una), abdominales... hago ejercicio en sesiones de 1 hora y media aprox, e incluso he estado poniendo mi elíptica en lo más pesado y tratado con intervalos intensos y todo, pero no pasa nada, no duele nada de nada.

Por lo demás las cosas van tranquilas, hoy viene mi novio a verme después del trabajo así que al menos eso me va animando un poco, casi nunca nos vemos entre semana y es una alegría cuando sucede. 

Intake:

09:00: Café con leche descremada (47 cals)
13:30: Fideos con salsa de tomates, té verde (168 cals)
20:00: Té verde, 1 rebanada de pan integral con pasta de huevo duro (232 cals)

Total: 447 cals

martes, 20 de enero de 2015

Sonrisa perfecta = Bolsillos vacíos


Bueno, hasta que al fin me atreví... a visitar a los condenados dentistas, era un tema que me traía algo mortificada si soy sincera... siempre he tenido muchos problemas por mi mala calidad dental y hace un montón que me había mantenido alejada de las consultas. Pero ya volví, me hice una limpieza, unos rayos x de la boca completa y un par de presupuestos, porque como siempre, hay mucho por hacer ahí. Lo que significa que desde ahora en adelante estaré sumida en la pobreza más absoluta, yay!
Y es que con lo que he presupuestado (que aún no es todo, me falta presupuestar aún los brackets y extracción de todas las muelas del juicio porque nacieron deformes y empujan a otros dientes) ya sé que seré pobre al menos unos buenos meses. 

Es definitivamente mucho más de lo que puedo pagar desde mi bolsillo sin tener que endeudarme por la completa eternidad, porque mi caso es complejo y estoy yendo a un centro médico más caro de lo normal, pero gracias a eso tengo a un grupo de especialistas trabajando ahí dentro de mi boca, y son los mejores que he conocido hasta ahora, así que la pobreza eterna al menos vale la pena. Lo lindo del tema es que al menos en esto no voy sola, quizá por una responsabilidad culposa (porque mi mala salud dental viene de la genética de él) mi viejo dijo que me ayudaría a correr con los gastos que yo no pudiera cubrir, lo cual es una maravilla pues es la única opción más realista de pagar tooodas las cosas que debo hacerme.
Y aún así eso no quita que mis bolsillos continuarán vacíos hasta el final del tratamiento.


Sin embargo, creo vale la pena por tener una sonrisa sana, que es otra cosa más que agregar a la montaña que son mis complejos, nunca he sonreído en fotografías por lo mismo, ni sonreído a mis anchas en frente de nadie, y esas cosas van mellando el poco orgullo que queda, además de quedar como la amargada petulante frente a todos los que no te conocen siempre.
En fin, que son cosas que hay que hacer mucho mejor antes que después cuando ya no tengan arreglo. Sin contar que el dentista que más me tratará es bastante atractivo, sé que no tiene nada que ver, pero es como un plus, digo, si vas a sufrir tanto en esa silla que parece de tortura, al menos que te torture alguien agradable, digo yo. (?)


Por lo demás voy regular, ayer compré los pasajes  para el viaje de vacaciones, así que ya no hay vuelta atrás, hay cosas sobre el viaje y mis viejos con las que no estoy de acuerdo en absoluto, pero creo poder soportarlas a cambio de una semanilla en el ambiente sureño que es lo que más me gusta y que resulta prácticamente terapéutico, pensando en que estando allá metamorfoseo en algo parecido a una abraza-árboles.


Con respecto al peso voy ahí, pegada en lo mismo aunque sin creerle todo a la báscula, ya que hoy me llegó la regla y comprendo que la panzota que llevo quizá no es del todo mi culpa y sea en parte hinchazón. Así que sigo en un 55.0 dudoso.
Ayer no hice ejercicio, podría decir que fue porque la casa estuvo patas arriba hasta muy tarde, pero prefiero asumir mi propia flojera. Hoy, cólicos o no cólicos haré ejercicio de todas formas.
Espero traer mejores noticias mañana.

Intake:

11:30: Mocaccino con leche descremada y sin azúcar pequeño (47 cals)
13:00: Lata Canada Dry Light (3 cals)
16:00: Pollo al jugo y papa cocida (217 cals)
19:30: Té verde, sandía (70 cals)

Ejercicio:

21:00: Elíptica - 1hr (-459 cals)

Total: -122 cals

lunes, 19 de enero de 2015

Inritae

Yup, esta vez voy por el valle de la curva, sé que debe ser horriblemente agotador seguirme la pista, supongo que por eso nadie me soporta; un día voy histéricamente bien, y al otro, paf, basta una cosilla para venirme abajo. Quizá soy una cobarde, me da miedo vivir, enfrentar las complicaciones. Supongo soy otro producto más de la generación del 90, de niños críados en una burbuja de felicidad, de mimos e irreal perfección, de esos a los que les metieron en la cabeza que eran el/la mejor, que crecerían para "algo grande". Esos mismos niños que ahora enfrentan una adultez temprana, donde deben enfrentar que no son perfectos, ni son los mejores, ni son grandes, ni nada por el estilo.
El finde iba bien hasta que en algún punto se torció.
El sábado tomé un batido de leche, frutas y avena por la mañana, hice un montón de ejercicio, almorcé un sandwich y por la tarde comí un poco de sandía. Todo bien hasta ahí. 
Pero ayer... me atraqué, no sé que pasó, estaba bien, había desayunado un yogurt descremado con avena en la casa de mi novio, luego me fui a la mía y no pude parar de tragar...


Primer atracón del año:
•Powerade 1lt
•4 rebanadas de pan integral con jamón pechuga de pavo cocida
•Bolsita individual cereal Milo
•Caja 200 ml leche de chocolate Soprole
•Caja 200 ml leche de chocolate Milo
•Porción grande de sandía
•2 hallullas con paté de ternera
Resultado: 1800 cals aprox


Usualmente evito hablar sobre mis atracones, pero esta vez y de ahora en adelante quiero dejarlos por escrito, para recordar siempre lo que cuestan mis errores. Para enfrentar mi vergüenza. Nunca he recurrido al vómito, ni aún en las peores condiciones, creo ha ayudado que desde pequeña le tengo fobia, así que ni aún cuando he querido he sido capaz de provocármelo. Ayer lo deseé con todas mis fuerzas, tenía un dolor de estómago horrible por todo lo que había tragado y por más que lo intenté no pude sacar nada...

Entonces hoy desperté de un humor de perros, la báscula marca 55.0 otra vez, de todas formas esperaba subir más, creo que a una siempre le viene el miedo ilógico de encontrarse una vez más en el principio, con setenta y tantos kilos en el cuerpo luego de un atracón.

Mi lado irracional (que usualmente me domina en momentos de dolor), a penas abrí los ojos me gritó que hoy era día de ayuno. Pero mi lado racional dijo no, sé que es dañino, a parte hoy vamos a almorzar a casa, así que resultaba imposible. Tampoco me estoy saltando comidas. Hoy pretendo llegar a ejercitar hasta partirme el pecho en dos del dolor. Eso es lo único que haré.

Se llevaron la máquina de abs de casa, no era nuestra, era de un amigo de mi viejo, así que no me puedo quejar, al menos me queda la elíptica. Y pensaba sacarle un poco el jugo a mis mancuernas para compensar lo de la máquina que se llevaron.

Otra nueva, me cerraron uno de mis tumblrs, "Violación a las políticas de Tumblr, promovedor y glorificador del self-harm y desordenes alimenticios." Luego una sugerencia a buscar ayuda profesional, y un montón de números de lineas de ayuda. ¡Gracias Tumblr! Ahora me siento más enferma que antes.
No era el que tengo colgado de este blog, era otro que no me había atrevido a colgar de acá, otro desahogo, cuando iba demasiado mal escupía mierda ahí, y sólo había lugar para thinspo's en él. Ahora incluso me bloquearon ese correo, así que no puedo hacer otro a menos que lo cuelgue de otro correo. Great.

Al final, mi único refugio siempre termina siendo lo ficticio, escapar de mi mundo a otro, porque aunque nunca quiera verlo, la verdad odio la mía. Así que libros, música, comics, videojuegos... todos ellos no han sido más que mis cómplices en todo mi camino por la vida. A través de ellos he vivido mil vidas sin atreverme a mirar la mía... En fin, por ahora voy jugando Persona 4 hasta que me exploten los tendones. ♥

Hoy soy un manojo de malas vibras.

Intake:
(Que comenzaré a organizar por horas)

10:00: Café, Yoghurt Gold (193 cals)
15:00: Pechuga de pollo al horno, una papa cocida, un vaso de Coca Zero, una taza de sandía (264 cals)
20:30: Té negro, 2 rebanadas de pan integral, atún (237 cals)

Total: 694 cals

viernes, 16 de enero de 2015

Je suis une montagne russe

Sip, una montaña rusa, eso es lo que soy por dentro, a veces demasiado bien y otras en un agujero de 3 kilometros. Limítrofe total.
Pero la cosa es que hoy voy ultra feliz, siento que ayer hice un día bastante bueno y logré varias de mis metas a corto plazo.
♥ No comer pan.
♥ Hacer ejercicio.
♥ Un intake negativo.

Resultado, hoy volví al 54, no establecidamente, porque es un 54.7, pero hace tiempo ya que no veía ese número. Siento que fue todo resultado de mis frustraciónes, como modo de compensación a la horrible vergüenza que he sentido este último tiempo, y es que algo tenía que hacer bien para dejar de sentirme tan mal.
Así que me siento motivadísima como no me sentía desde hace un montón. Tengo ganas de ejercitar mucho más y ver números más pequeños. No niego que es malísimo lo que hago y no lo recomiendo, comer poco y ejercitar es un infierno, ayer durante los ejercicios varias veces me sentí muy mareada, pero el resultado hace que valga la pena totalmente.

Aún así, ayer por la noche estuve a punto de estropear todo el esfuerzo del día, luego del té de la tarde no sentí hambre ni nada, pero luego de los ejercicios me vino un hambre profunda y voraz, que si no me controlo, me devoro el refrigerador completo, sin bromas, me habré dado 10 vueltas idiotas por la cocina conteniéndome de tragar y al final opté por irme a dormir.

¡¿Por qué las noches deben ser tan difíciles?!

Lo único que quiero es seguir haciéndolo así hasta las vacaciones, no pretendo conseguir un cuerpo perfecto antes de eso, sé que me quedan casi 10 kilos por bajar antes de estar más o menos satisfecha, pero con afirmar un poco la panza y los muslos y que no tiemblen como jaleas a cada paso me conformo para intentar meterme en un traje de baño. Que por cierto seguramente mañana iré a comprar. Simplemente me aterra la idea. Me hace desear no comer nada hoy y ejercitar hasta el desmayo para ver si mañana no me deprimo tanto cuando entre al probador con esas prendas tan pequeñas.
Porque eso es lo otro, me rehúso totalmente a usar un traje de baño completo, sería como intentar cubrir lo obvio, es un bikini o nada. Si algo debo agradecer es que después de mi pequeño a penas si me quedaron unas pequeñas estrías blancas, no muy notorias, que realmente, casi no me avergüenzan. La grasa y flacidez de mi panza si.


Sigo sintiéndome mal por lo de la universidad y todo, pero creo que el terror pre-vacaciones me tiene totalmente absorvida por ahora. Así que mientras obtenga resultados de la báscula, todo bien.
Otra cosa que me trae flipando hoy, un conocido me regaló un demo de Monster Hunter 4 Ultimate para mi 3ds y el juego es una total pasada. Sé que es una ñoñería, pero siempre que pruebo juegos nuevos siento mariposas en el estomago como sólo sentía en mi niñez abriendo regalos de navidad. Los videojuegos son lo único que mantienen esa parte de mi infancia viva, y no me importa lo que digan los demás, no pretendo abandonar esa parte de mi vida.
Espero traerles mejores noticias para mañana. 
El almuerzo de hoy no es muy sano que digamos, lasaña (la cual amo, pero sé lo pésimo que hace)  sin embargo es lo que toca hoy y no tengo como zafar, así trataré de comer lo menos posible de él.

Intake:

D: Café, yoghurt descremado de frutilla con avena (112 cals)
A: Lasaña, un vaso de coca zero (266 cals)
C: 5 piezas de sushi (186 cals)

Total: 564 cals

jueves, 15 de enero de 2015

Shame

Ayer fue día de altibajos, en primer lugar, fui a inscribirme una vez más al preu. Fue un desastre, tuve que morderme los labios para no llorar de la pura vergüenza, el dueño de ahí había sido uno de mis maestros y se quedó con la boca abierta cuando le conté que no había quedado en la carrera que quería, que había sacado unos puntajes penosos en los exámenes y que estudiaría otro año para volver a darlos. Me dijo cosas como que el jamás se lo hubiese imaginado, que pensaba que venía a contarle en la excelente universidad que había quedado, que yo era la "lumbrera" de su preu y que nunca imaginó que 
había sacado menos puntaje que muchos... no sé si dijo todas esas cosas para suavizar un poco la penosa realidad, pero resultó peor, me sentía absolutamente avergonzada. Porque ya había enfrentado decepcionar a mis padres, a mi hijo, a mi familia entera y a mi novio, que tenían unas expectativas enormes puestas en mi. Enfrentar una vez más la decepción de otra persona que esperaba mucho de mi me devastó. Fue demasiado para 

soportarlo. Al final me becó y estudiaré otro año ahí por una miseria de lo que en realidad cuesta el curso. Me dijo que este era mi año y que estudiando con calma y a conciencia seguro que esta vez los deslumbraba a todos. Lo único a lo que atiné fue a agradecer las becas y a salir prácticamente corriendo de ahí. Me fui a casa con el sabor amargo de la vergüenza profunda, con nauseas de lo penosa que me sentía, llorosa como una estúpida.

Lo único que me alivio es que justo por la tarde venía mi novio, así que, como yo sé que el tolera y comparte casi todas mis niñerías, pasamos la tarde abrazados viendo la última temporada de una de mis caricaturas favoritas. Sabía como estaba así que se quedó hasta más tarde de lo normal, y con eso parte de la frustración desapareció.
Aún así como suele suceder, tomando en cuenta mi mala suerte de película, terminé el día torciéndome el tobillo en las escaleras. Si, así que ridícula soy. Hoy voy con un dolor bastante punzante ahí cada vez que lo apoyo. 
Adiós bicicleta... Hola muslos flácidos por siempre.

En lo alimenticio voy ahí, inicio el día decente, y siempre acabo mal, ni siquiera por hambre, por pura gula, quiero dejar el pan, y no puedo, es como si fuera algo superior a mi y eso me frustra un montón. No puedo creer que algo tan pequeño me la gane de esa manera.
El peso sigue prácticamente estático, 100 gramos abajo y sería, aún no me imagino luciendo un bikini en dos semanas más con estas lonjas sueltas y 55.2 kg sobre el cuerpo.
Hoy va el siguiente intento contra el pan, las mañanas son relativamente fáciles de evadir con la avena, a ver que logro en la tarde...

Intake:

D: Café, yoghurt descrremado natural y avena (120 cals)
A: Ensalada de atún, tomate y palta, un vaso de coca zero (198 cals)
C: Té negro, una cucharada de huevo revuelto (44 cals)

Ejercicios:

Elíptica : 45 mins (-348 cals)
Abs : 15 mins (-116 cals)

Total: -102 cals