lunes, 22 de diciembre de 2014

Morsch

Tengo el alma podrida, es así de simple, este será un fin de año de mierda, y como suele suceder, sigo de pie únicamente por mi hijo, porque el no merece que le joda las fiestas, y mi deber es hacerle lo más feliz posible. Sin embargo, de no ser por él seguramente ahora estaría enredada en las frazadas de mi cama, y no habría salido de ahí al menos hasta el año próximo.
No quiero nada, no quiero fiestas, no quiero compartir mi espacio personal con nadie, no quiero ir forzando una sonrisa falsa para que nadie me pregunte como estoy, no quiero ver a familiares cínicos que se acuerdan una vez al año que existes y se hacen los que te quieren...
Me he peleado con todos, mis viejos dicen que soy una mierda, y me tratan como tal, estoy atrapada, porque mientras no sea auto-suficiente tendré que tragarme todo aquello. Sólo peleamos, me gritan, me gritan, me gritan... no me importaría si no fuera porque cada vez que sucede mi pequeño llora y llora y no entiende nada... 
Les pedí que no lo hicieran más, que aún me duele toda esa mierda de peleas que me hicieron tragarme cuando era pequeña y no entendía nada, lo hicieron conmigo, con mi hermana menor, y ahora, como no tengo opción, lo hacen con mi enano... y se rieron de mi, se burlaron "pobre nena traumatizada", decían... Lo único que les preocupaba, era que las demás personas pensaran de ellos, porque cuando empezó la discusión estaba mi novio en casa, le pedí que se fuera, porque el ambiente estaba denso, y cuando se fue mi viejo me trató de "hocicona", "una webona de mierda" dijo que me encantaba hacerme la falsa víctima con los demás, que la próxima vez, me iba "a dejar la cagada en la vida", mi padre...Puede que pensar esto me convierta en una pésima hija, pero estoy llena de rabia hacia ellos, no de odio, pero si de rabia, de impotencia, quiero alejarme lo antes posible de ellos, de irme y no volver a verlos jamás, de dejar que la vida les devuelva todo lo que han hecho. Algún día ellos estarán igual de indefensos e impotentes como yo lo estoy ahora... y más allá de todo.... no me importa lo que me causen a mi, pero no puedo perdonar que alguien lastime a esa personita pequeña que ninguna responsabilidad tiene de lo que está sucediendo. Yo le traje aquí, a esto, a tragarse toda esta mierda conmigo. No puedo perdonarme, y tampoco los perdono a ellos.
Me peleé con mi novio, por una estupidez, un mal entendido, pero el se tomó todo muy a pecho, como si alguna vez yo le hubiese tratado mal de alguna forma... al menos lo notó, así que con él al menos se arreglaron un poco las cosas. Sin embargo aún así me afectó mucho, nunca peleamos por nada, y hacerlo me llena de dolor, porque se ha convertido en mi único refugio...
Hoy me llegó un correo, de una persona importante, nos conocíamos hace muchos años, pero como vive muy lejos la comunicación siempre fue a distancia, era lo más cercano que me quedaba a un amigo, hace un mes se había quedado sin internet y quedamos incomunicados. Habíamos estado usando Skype y yo tenía la aplicación en mi teléfono, en su correo dice que volvió a la semana, y que me envió mensajes, y yo no le contesté nunca, que se hartó y ya no quiere saber más de mi. Nunca me llegaron aquellos mensajes, no pude contestarle, borró todas las cuentas que le conocía...
No quiero estas fiestas, no quiero un nuevo año, no así...
Lo único que soy capaz de hacer es de leer, de refugiarme en otras realidades, para no tener que mirar la mía, leo, leo, leo... nada más, ya ni siquiera puedo dormir bien, así que leo hasta que me arden los ojos, hasta que la cabeza me colapsa de cansancio.
Había subido de peso, a 56.5, me daba vergüenza venir aquí a escribirlo, pero así fue. De alguna forma todas estas cosas que han sucedido me han consumido, y ahora estoy en 55.2. Viendole el lado positivo, toda esta frustración me está ayudando a bajar de peso, yay... No soy capaz de comer, me da nauseas sólo pensar en tragar algo. 
Primero porque voy bastante enferma, con una tos horrible y un dolor de garganta que no me permite tragar muchas cosas. 
Segundo, mi bruxismo afloró y me duelen los dientes por tanto apretarlos. Tercero, me duele el estómago a todas horas, supongo por el desastre que tengo en el sistema nervioso. Cuarto, no me atrevo a compartir la mesa en casa, ni en el trabajo, no quiero ver a nadie, ni que me vean, que me dirijan la palabra o me pregunten que me pasa. No hago más que llorar a todas horas, y tener frío, mucho frío siempre...
Pensé en borrar esta cuenta, ya no me apetecía venir aquí a contar lo fracasada que soy y lo poco inspirada, luego pensé en volverlo todo negro, pero ni siquiera tengo energías para eso...
No la borré porque al menos me ha servido para botar un poco de la podredumbre que llevo adentro.
No quiero dar pena ni preocupar a nadie, sólo quiero un poco de desahogo, me siento sola y amargada.
No quiero fiestas ni año nuevo.
No así.

5 comentarios:

Sofia phia dijo...

Me apena que estés así, la vida no debería ser así, ¡los padres no deberían ser así! Hay cosas tan injustas.

Al igual que tú, tampoco quiero fiestas, no quiero celebrar nada, no encuentro motivos para ello. Mi mente cada día está peor, y cada día me recuerda lo gorda y fea que estoy.

No es comparable ni en lo mas mínimo a lo que vives, pero de cierta manera, logro comprenderte.

La universidad es la única salida, de tu realidad, y diste la PSU, eso es algo con lo que empezar para celebrar. Aún hay esperanza,y tu hijo debe ser siempre como lo dijiste tu inspiracion (aunque no fueron esas tus palabras akjhsd)

Por favor no borres tu blog, me gusta leerte

Mucha fuerza, muchos abrazos (aunque no soy buena dando abrazos), y aunque no serán las mejores.. felices fiestas, que anuncian, un nuevo inicio, y sobr todo para tí, que darán los resultados de la PSU. Mucho éxito :)

DyingSwanBoy dijo...


Urrgh, también odio a los parientes cínicos, detesto estas fechas del año, no solo por la comida, si no porque si los familiares realmente se quisieran, harían cosas como esta más veces al año, la única diferencia seria que en esta fecha usarían la ''vajilla fina''...

Me da pena leer que tus padres te traten mal y de cierta forma entiendo la frustración que has de sentir...al día siguiente, al rabia se disipa, pero no es como que se haya solucionado.

Sigue luchando pro tu hijo, tienes razón, el ni tu merecen llenarse de toda esa mala onda.


Muchos Saludos!

EmpressO dijo...

nena, espero todo se apacigue y pases una linda Navidad con tu peque.

Animos arriba, mantente fuerte!

katita preciosa dijo...

Ánimos, liberate de esos tormentos, sal a pasear con tu hijo por un parque o algún sitio lleno de flores, animalitos y cosas cuchis <3 es difícil pero no es imposible salir de esa tormenta

Ceres Ashburn dijo...

Hola!
Antes que nada quiero que sepas que he estado leyéndote cada que paso por mi blog, a veces lo hacía desde el móvil o desde el trabajo y no podía comentar. Lamento mucho leer que te sientes así, pero te entiendo perfectamente. Es increíble pensar que tus padres puedan ser tan crueles como para expresarse de tí en esa forma o para lanzarte ese tipo de comentarios... mira, no voy a justificarlos pero son tus padres. Tienes que sentarte y reflexionar, poner todo lo bueno y lo malo en una balanza. A veces estamos tan encerradas en nuestro propio dolor que no nos damos cuenta de los motivos que llevan a las personas a agredirnos de esa forma y sólo nos enfocamos en la agresión como tal. No te conozco, no conozco a tus padres pero estoy segura que les quieres porque en el fondo, una agresión siempre duele más si viene de un ser cercano a nosotros al cual apreciamos.

Tienes que ser fuerte por tu hijo, claro está, pero más importante: tienes que ser fuerte por tí. Tú vales mucho, nunca dejes que nadie más te haga sentir lo contrario, vale? Piensa que este momento es transitorio y rescata lo posible para mejorar... Si te sientes mal por vivir con ellos (yo sé de primera mano cuan asfixiante puede llegarse a convertir) enfócate en eso para poder conseguir tu independencia... podrías hacer algunos trabajos freelance o buscar un trabajo de medio tiempo en la bolsa de trabajo de tu periódico local... sé que es difícil llevar a cabo estos consejos, más no imposible. Cada cambio, por más pequeño que sea, es una mejora y te va a llevar siempre adelante, tú puedes! Quién dijo que no puedes hacerlo?

Ánimo, no estás sola! Sal, da un paseo por el parque, disfruta con tu hijo y con tu novio y recuerda que tú decides si los comentarios negativos de otras personas van a afectarte o no. Te mando un gran abrazo y te deseo mucho éxito este año que viene =3