miércoles, 10 de diciembre de 2014

Erratic

Si dieran premios a la inconstancia, a la volubilidad, a la inseguridad... seguramente sería la campeona mundial. Digo que voy a escribir más constantemente, que he vuelto, y alá, que vuelvo a desaparecer. Claro, no es intencional, he estado más despistada que de costumbre estos días, seguramente por todas las incertidumbres que llevo adentro, pero también mentiría si no digo que se debe a falta de inspiración y vergüenza.
Sip, pura vergüenza, y es que no hago más que cometer error tras error, ¿número de hoy? 55.5, 200 gramos más que la última vez que me reporté por acá.  Sinceramente, no sé qué es lo que me pasa, me falta motivación, me falta disciplina, me sorprendo echándome a la boca comida sin siquiera pensarla, sin siquiera concienciar sobre lo que me estoy haciendo, me siento como una vaca descerebrada. Quisiera echarle la culpa a que voy con el período desde el viernes, pero creo que sería sólo llenarme de excusas como siempre, y no hacerme responsable de mis errores.
El finde fuimos a ver una película con mi novio al cine, y aún recuerdo la cara de perplejo de él. Vimos Interestelar, y lloriqueé toda la película, si, a moco tendido. Ahora sí le echo la culpa al periodo, y también a que la película me resultó ultra-emotiva. Es gracioso recordarlo, creo que mi novio sólo me ha visto llorar una vez a parte de esta en todo lo que llevamos juntos, que fue de frustración. Generalmente soy bastante llorona, pero no dejo que nadie me vea, por lo que poca gente me ha visto llorar en estos años. Sin embargo, 
con mi novio me siento cómoda. Tanto como para llorar, como para ir sin maquillaje y como para pasarme todo un día en una camiseta gigante de las de él y en ropa interior y no volverme loca de inseguridad. Claro, que no estoy conforme con mi cuerpo, no sé si lo llegue a estar, pero con él siempre me siento cómoda y relajada para cualquier cosa. En fin, la noche fue un éxito, fue una película genial, al menos para nosotros, y ni nos dimos cuenta como pasaron las horas y salimos ya a las 1 de la madrugada del cine, alucinando aún con las galaxias, planetas inexplorados, agujeros de gusano, argumentos  de
la película y un montón de cosas. Fue uno de los días donde ni me fijé en qué comí, compramos un montón de helado de yoghurt y frutas, palomitas y mucha gaseosa. Me siento culpable aún, pero al mismo tiempo, me avergüenza enloquecer por la comida mientras estoy con él. Así que intenté no hacer ni un comentario apático sobre el montón de azucar y calorías nada nutritivas que nos estábamos metiendo, y la película ayudó mucho.

Quiero pedir disculpas si soy poco coherente o poco interesante por estos días. Estoy aún en una especie de bloqueo que no puedo terminar de comprender, tengo muchas sensaciones juntas metidas adentro y no dejan fluir naturalmente a mis pensamientos. Me he dejado absorber por la lectura, los videojuegos, mi tumblr.... cualquier cosa con tal de no encontrarme con mis propias emociones. Me confunden y me perturban. Si tratara de explicarlo aquí, acabaría por vomitar un montón de palabras inconexas y poco coherentes. Así que les ahorro el tedio.

La cosa es que no estoy bien, de adentro, de el corazón y el alma, me siento desequilibrada, no tengo de qué quejarme, los días se han ido arrastrando con naturalidad y sin nada muy sobresaliente, sin embargo por dentro soy un volcán a punto de hacer erupción. He querido atribuírselo al periodo, así que quiero esperar a que pase antes de echarlo todo a morir, aunque una parte de mi sabe que todo esto es mucho más fuerte que una irritabilidad del periodo, pero que va... al menos puede que con darle tiempo se apacigüen las aguas por ahí adentro.


Estoy volviendo a tener malas noches, no soy capaz de conciliar el sueño, muero de cansancio y, aún así, no puedo dormir... hoy mismo voy con a penas 3 horas de sueño en el cuerpo. Y yo misma me lo reprocho, así me va a costar mucho más bajar de peso, además de lo irritable e inútil que voy así toda trasnochada.
Ni siquiera es que pueda hacer algo útil, mientras trasnocho, me quedo en blanco, trato y trato de dormir y nada, y al mismo tiempo el cansancio me impide leer o hacer cualquier otra cosa. Soy una burla.

En temas alimenticios, voy entre intentando mejorar mis errores y cometiendo otros de todas formas.
En la mañana me tomé una leche descremada con chocolate sin azúcar y probé un trozo de queque de zanahoria con nueces que hizo mi hermana, para el almuerzo lo hice bien, una pequeña porción de arroz con atún, pero luego me vino mucha ansiedad y me tragué (porque no hay forma de que lo que hice haya sido una comida digna) 3 rebanadas de pan de molde integral. Ya, es el snack más aburrido de la vida, ni siquiera tenía algo para echarle a mano, pero creo que es mejor que haber corrido al negocio más cercano a comprar chatarra.

Confío en que con paciencia quizá pueda volver al buen camino, ya no tengo motivos para obligarme a comer, como antes era con los estudios y eso, así que puedo empezar a restringirme con más dureza si así lo quiero. Por ahora no lo hago, porque sé que en mi estado actual terminaría en un desastre, en un atracón incontrolable, pero ya que le tome el ritmo de nuevo no lo pensaré dos veces.
Quiero disculparme también por no haber estado pasando a sus blogs, siento que con el estanco que tengo seguramente terminaré diciendo puras boludeces y me da una pena horrible, lo intentaré a penas me recupere un poco de todo esto. Pero si las estoy leyendo, siempre lo hago, me ayuda mucho.

Dejaré el intake de hoy


D: Leche descremada con chocolate light, magdalena casera pequeña (139 cals)
A:  Atún y arroz blanco (326 cals)
MT: 3 rebanadas de pan integral (239 cals)
C: Té, 2 rebanadas de pan integral con huevo revuelto con tomate (285 cals)

Total:  989 cals


Les deseo una hermosa semana a todas, abrazos apretados ♥


No hay comentarios: