martes, 21 de octubre de 2014

무슨?! , Día 2


Terror, eso marca el inicio de mi día, un número, luego terror y mareos, más tarde rabia, rabia conmigo misma, por marrana, por estúpida. 56.6. Sí, es impresionante como un número me cambia el día, y sí, sé lo boba que soy por dejar que me domine el pánico. Pero es que es insólito, la semana pasada iba genial, bajando poco a poco, de a 100 miserables gramos y, sin embargo, era algo, un progreso, al menos no una cagada, pero ahora es terror, 56.3 ayer, 56.6 hoy, ¿qué me espera mañana? ¿ volver a los 57? Ni hablar. (ノಥ益ಥ)ノ ┻━┻

Y lo sé, ayer la cagué, me tragué unos barquillos rellenos con chocolate durante mi rato libre antes de mi clase (tonta), el paquete decía 129 calorías, pero no le creo nada, y sea como sea, no son 129 calorías de nutrientes, si no 129 calorías de grasa y carbos simples. Fatal. Quise engañarme diciéndome que por un desliz no pasa nada, pero la balanza me devolvió a la realidad.(╯︵╰,)
Entonces hoy es día de redención, de ordenarse, de actuar como ser racional. Quiero hacer carne viva de la frase: "Pensar antes de abrir la boca" , tanto por la comida, como por las palabras. Dejar de meterme cosas, "porque son ricas", "porque me gustan", "porque por una no pasa nada", "porque estoy ansiosa" y todas esas excusas que suelo meterme en la cabeza. 
Debo empezar a comer racionalmente, pensando en nutrir mi cuerpo sólo con lo que él necesita, y nutrirlo con cosas sanas, escapar todo lo que pueda de los alimentos procesados, que me hacen mal a mí, a mi conciencia y también al medio ambiente, gosh, me da una pena horrible pensar en todo el plástico con que vienen empaquetadas esas cosas, y sí, hasta maniática de eso soy, odio crear más basura de la necesaria.
No me gusta traerles malas noticias, pero prefiero contarles las cosas como son, asumir mis fracasos me da la oportunidad de racionalizarlos y corregirlos.

Entonces paso al tema del ayuno, es cierto que ayer mencioné que leyendo a Nightingale me pensé lo de ayunar, pero bonita, no te preocupes, pues no es la primera vez que practico el ayuno, leer sobre el tema me recordó lo buenísimo que es, al menos desde mi punto de vista y este punto de vista no nació de la nada, primero me informé muchísimo, leí muchos estudios, lo racionalicé y elegí también cual es el mejor tipo de ayuno para mí (Si tengo tiempo hoy subiré información sobre el tema en una página aparte).
[Edit: Ya publiqué una página sobre el ayuno, la pueden encontrar en mis pestañas, y si no, les dejo el link aquí, la iré completando a medida vaya aprendiendo más, así que estará propensa a nuevas ediciones ♥]
Además, sí, soy a veces limítrofe, un poco obsesiva y maniática del control, pero al mismo tiempo soy un ser profundamente analítico, quizá como parte de mi manía por el control, todo lo que hago está sólidamente argumentado y preparado antes de planear siquiera hacerlo. Sé los pros y los contras. Pero gosh, necesito remecer mi maldito metabolismo, necesito limpiarme de toda la mierda que llevo dentro, y eso tanto física como mentalmente. Así que ustedes tranquis c:.
Lo tengo planeado para el jueves, que es el día donde probablemente lo lleve a un éxito. De todas formas ahí les estaré contando. (〃^∇^)ノ

Sobre el estudio, ayer tuve poquísimo tiempo por la noche, al llegar a casa mi enano me pidió que le leyera unos libros que le había traído de la biblioteca, tiene 4 años y no sabe leer, pero quiero fomentarle la lectura desde muy pequeño, por lo que le traigo libros constantemente, y ha funcionado, le encantan, lo que me hace super feliz. Estos eran más complejos de lo que pensé, uno era una historia larga, y otro un libro de poemas infantiles. 
Nos leímos ambos, estuvimos aproximadamente una hora corrida leyendo, lo que para mí, es un triunfo tajante, pensándolo desde la perspectiva de un niño bastante pequeño e inquieto, una hora podría haber sido una eternidad, pero resultó un éxito, los leímos de principio a fin, no perdió nunca el interés y luego el recorrió los libros de nuevo y me contó la historia él, según la había entendido. Éxito total! Yay! (ノ◕ヮ◕)ノ*:・゚✧. Y como siempre, mi personita pequeña me alegra la vida como nadie.

De todas formas logré más tarde completar una hora de estudio, estudio bastante flojo, en realidad sólo leí y leí guías de historia universal, pero es mejor que no hacer nada.
Con respecto al silencio, voy progresando de a poco, aún no llego al control absoluto, pero le estoy echando muchas ganas para que funcione.


Les dejo el reto ♥


Día 2
Cuenta la historia detrás de su peso (cómo se ganaron peso o perdido, etc)
Bueno, mi historia con el peso comienza como nos sucede a muchas, desde la infancia, siempre fui rechoncha, nunca obesa, pero si entrada en carnes, cuando entré en la adolescencia me empezó a preocupar de sobremanera, y de plano, no comía, evadía almuerzos y desde los 14 a los 17 aproximadamente, vivía de una taza de leche por la mañana y evitaba comer el resto del día. Lo que resultó en que tuve una adolescencia delgada, pero sólo porque no comía nada. A los 17 me embaracé, fue complejo porque era una niña aún, pero con la consciencia suficiente como para saber que debía echarle ganas y hacerme cargo. Más allá del dramón familiar correspondiente a un embarazo adolescente, lo más terrible de el fue que comí como una ballena, aún no entiendo muy bien que fue lo que pasó, cambios hormonales, ansiedad, sea lo que sea, pasé de pesar 48 kilos aproximadamente, a terminar mi embarazo con 73 kilos. Incluso mi doctor me trataba de gorda, de marrana, y tenía razón, subí 25 kilos cuando no debí haber subido más de 14, por lo que después del parto terminé con alrededor de 60 kilos, bajé bastante, pero me quedé con todo lo que había comido de más. Siendo por ello y por situaciones externas, entré en una depresión pos parto horrible, amaba a mi hijo, pero me odiaba a mi misma por lo que me había convertido. ¿Cuál fue el resultado? Comí más,  sí es ilógico, pero eso hice, subí 5 kilos más y ahí me quedé, en 65 kilos, y una talla 44 de pantalones. El zape respectivo fue un verano donde mis padres me llevaron a la playa, y descubrí que no era capaz de quitarme la ropa, ni de bañarme, todo me daba vergüenza. no era capaz. Entonces me propuse bajar, por esos tiempos fue cuando empecé este blog y con el bajé aproximadamente 15 kilos, terminé pesando 50, fue un logro impresionante para mi, pero mi familia no opinaba lo mismo, y ahí entra otra historia que ya les conté, la de mi madre y familia acosándome por mi pérdida de peso. Resultó que por cosas de la vida volví a vivir con mis padres (llevaba 3 años fuera de casa), y sea por el trauma que sufrí antes de volver, por ayuda de mis viejos o por debilidad propia, subí de peso de nuevo, 9 kilos. Pesaba 59 el día que decidí parar, y aquí me tienen, Volví al blog y con ello he bajado, poco, pero he progresado, y espero seguirlo haciendo.

Ya basta de historias sosas!  ヽ(o`皿′o)ノ 
Les dejo el intake:

D: Café con leche descremada, dos rebanadas de pan integral, jamón de pavo, queso fresco.
A; Carne al jugo, arroz.
C: Pan integral con huevo duro y limón.

Paso a darles las gracias por sus comentarios tan cariñosos como siempre, de verdad me alegran la vida bonitas ♥ Me complace no ser tan aburrida para contarles mis historias, y me encanta recibir sus opiniones, abren mi mente y todas esas voladas místicas propías de mí (◕△◕).
Ceres.- Muchas gracias por la recomendación de la rutina! ♥ Que pena que en tu ciudad no hayan cosas así :c En la mía, como es central, hay barrios de varios tipos de inmigrantes, y entre ellos, un barrio coreano, te lo juro, ir ahí, es mirar coreanos a cada paso xd Probaré lo de las rutinas con kpop, porque aunque sea contradictorio, es muy poco el kpop que he escuchado en mi vida xD me gusta mucho la cultura asiática, pero en materia de música el British Rock domina mi vida, aún así soy también de gustos musicales muy variados ôヮô
Sophie.- gracias por ser tan dulce como siempre, eres una adoración (╯3╰)
Nightingale.- más arriba lo comenté, no te preocupes cariño, en serio! Perdón si te hice sentir comprometida por mencionarte, no fue mi intención, es sólo que cuando me surge una idea, me gusta contar más o menos de donde viene. Mes excuses!! (つд`)


Un abrazo enorme, les deseo un excelente día ♥

3 comentarios:

El Príncipe Destrozado dijo...

Lo del peso tiene una razón muy sencilla. Esas 129kcal no tienen por qué engordarte, realmente, pero si comes de noche y tienes una digestión lenta (como yo), al día siguiente vas a pesar más. Muchas veces ceno a las 7/8pm y al día siguiente, si no lo he vomitado, me ocasiona una subida de peso. Y es una mierda. Porque te jode el día. Te sientes mal. Inútil. Como si todos tus 'esfuerzos', no valieran para nada.

¡Pero qué le vamos a hacer! Nuestra mente no es lógica por mucho que queramos pensar que sí. Lo mejor es tomarlo con calma, respirar hondo y dejarlo ir, poco a poco.

Hate dijo...

Tengo que echarle ganas y escribir así como tu, pero mi ánimo es realmente pésimo.
Son pocas calorías para que te engordase, quizás es retención de líquidos, o que el cuerpo está tonto (más bien las hormonas que hacen lo que quieren y cuando quieren) así que no te martirices tanto, está bien que quieras controlar y comer sano, pero con cuidado, no vuelvas a esa época tan fea de no comer (aunque yo me dedico a vomitar, pero bueno, yo siempre quiero lo mejor para las personas que rondan estos lares).
Que bueno que a tu hijo le encante leer, es lo mejor del mundo :3 sobre todo para evadirse!
Algún día contaré mi historia al completo!
Un beso muy fuerte :)

Sophie dijo...

animo! y si en lugar o luego del ayuno intentas eso que decir d aprender a cocinar cosas sanas? asi tu sabes que le pones y te quedas mas tranquila
besos