viernes, 17 de octubre de 2014

Pasito a pasito

El día va calcado a ayer, pero sin la fiebre y el dolor de cabeza. Sin embargo aún siento como si tuviera un alien dentro del útero. Y no, no tomo medicamentos, es una manía que tengo, algunos la aplauden, otros me dan zapes por eso. Pero no soporto las pastillas/cápsulas/jarabes, etc. Ni idea por qué, pero me provocan ansiedad, mucha ansiedad. No tomo ni para el dolor de cabeza ni nada, de hecho mis visitas al dentista son sin anestesia dentro de todo lo posible, con decir que hace unos meses me hicieron un tratamiento de limpieza de conductos y no pudieron ponerme anestesia en ninguna sesión, supongo que tengo tolerancia al dolor... Sólo me medico cuando me lo receta un doctor estrictamente y para casos muy puntuales, donde sé que no me mejoraré sin medicamentos por más que haga reposo y me aguante. 
Al menos, este año, no me he enfermado de nada que requiera pastillas. 
A principios estuve con el tratamiento para el trastorno de ansiedad, pero accedí porque eran naturales, cápsulas con hierbas de melisa, pero cuando se pasaron a los anti-depresivos derechamente me negué, dejé el tratamiento y me auto-traté con mucho deporte, comidas ultra-sanas, no alcohol, no cigarrillos, no nada nocivo para la salud y luego de unos meses de esa rutina mejoré de a poco. Si, fue el método más tedioso, seguramente habría sido más fácil tragarme los anti-depresivos y ya, pero como futura psicóloga (o eso espero) mi ideal siempre ha sido que la psicología deje de apoyarse tanto en las pastillas, llenas de químicos nocivos para el cuerpo, que terminan destruyéndonos el estómago y de paso inutilizándonos y volviéndonos adictas a. Para qué hablar a la tolerancia que uno genera, que hace que cada vez deban sedarnos más y más. No. Simplemente no.
Siempre he creído que muchos de los trastornos psicológicos que hoy se tratan con pastillas, si bien responden a desbalances químicos, pueden tratarse de igual manera y mucho más efectivamente con deportes, una dieta adecuada y un apoyo psicológico integral.
De esa forma lo probé en mí, y luego de equilibrar y desintoxicar mi cuerpo, voilà. Me sentí mil veces mejor que cuando me medicaban. Y claro, no es tan fácil como voilà, requiere colaboración de uno, mucho esfuerzo, muchas ganas de salir de el agujero y mucho apoyo. De la misma forma uno nunca se recupera del todo, aún sufro a veces de ataques de pánico repentinos, pero no son tan renuentes como antes, ni tampoco invalidantes o peligrosos (Durante mi trastorno, en su "cúspide" por decirlo de alguna forma, no podía comer, ni dormir, ni beber agua, ni salir a la calle, ni quedarme sola en casa si quiera, todo me provocaba ataques de pánico horribles,con decir, que hubieron ocasiones en las que, por estar sola en casa, casi me lancé por la ventana varias veces (vivo en un tercer piso) porque no soportaba estar sola) . Es decir, toda mi vida seré propensa al Trastorno de Ansiedad, pero haberme auto-enseñado a superarlo me da las herramientas para enfrentarlo cada vez que se me echa encima. ¿Por qué no enseñarle al resto? ¿Por qué irse por el camino fácil? (que termina siendo peor en ocasiones).
En fin, me fui por las ramas absolutamente.
Pero eso es más o menos lo que pienso, que si la enfermedad es un desequilibrio, tengo más formas de equilibrarme que tragando pastillas. Y el dolor... si, es molesto, pero vivimos en una sociedad que nos trata con algodones, el ser humano de hoy es débil, porque no sabe enfrentar el dolor, de ningún tipo, el dolor es parte de vivir, si no lo sufrimos no aprendemos a enfrentarlo, si no sabemos enfrentarlo... bueno, ya hemos visto los índices de depresión de los últimos años, y como van creciendo y afectando a más personas.
Luego del mega tedio, me voy a lo trivial.

Soy una hater, gosh, lo asumo, ya. Si tener conciencia crítica y ganas de mejorar las cosas por medio de la crítica social y humanista es ser una hater, sí,
SOY UNA HATER. Mi familia odia escucharme en casa, (y eso que llego luego de las 10 de la noche, a comer y a dormir) porque dicen que todo lo que sale de mi boca es crítica, que nada me gusta, que me calle. Todo porque me quejé de un imbécil futbolista de mi país, que mostraron en las noticias ayer por la noche, mostraban su Twiter, y gosh! mi hijo de 4 años escribe mejor que ese neardental! Y es figura nacional, y es idolatrado, y es lo que ven en el extranjero de nosotros. Me sentí avergonzada, esos tipos ganan millones y millones por ir detrás de la pelota, y ya, esta bien, lo respeto, respeto a quienes gustan de ese deporte, son capos en lo que hacen, si, pero nadie puede negarme que con todos esos millones que no sean capaces de pagarse un curso de ortografía, de oratoria o retórica, para expresarse correctamente, en su posición de personaje público, no sea un sacrilegio. En fin, opiné y me echaron la caballería encima, no me soportan, no me lo mandaron a decir con nadie. Más razones para seguir trabajando en mi voto de silencio. 
Creo que por eso tampoco tengo "amigos"; y aún me parece curioso que mi novio me aguante, porque cuando empiezo mi cháchara, el me oye pacientemente hasta que me pongo morada, me frustro al darme cuenta de que es re poco lo que hago y que puedo hacer y lloro como una tonta, el me mira, me abraza y siempre me dice que deje de martirizarme por todo, que no soy dios ni tengo mil manos, que mire hacia el futuro y que sea un poco más individualista. Pero no puedo, quizá algo me falla, quizá debería conformarme. Pero si el mundo es un lugar para conformarse, si soy ser humano para conformarme, entonces la existencia es mucho más triste y aburrida de lo que creí.

Con respecto al peso voy decente, paso a paso, bajando de a poco, hoy marqué 55.8, 100 gramos menos, una mierda, pero que va, algo es algo, y como bien dicen, el peso lento es peso seguro.
Lo siento si las agobio mucho con toda mi mierda interna, pero es que ya no se donde ponerla, si me la guardo tanto terminaré con hemorragia cerebral, en serio.


Con el voto de silencio, otra vez fatal, pero callándome voluntariamente ciertas veces. Tengo la esperanza de que con el tiempo se vuelva una costumbre más afianzada y lo haga inconscientemente.
Con respecto al tema de cocina, estoy pensando si hacer secciones dentro de las mismas entradas o separarlos en una sección a parte y ponerlas todas en una pestaña, a penas tenga organizada la idea empezaré, seguramente desde la próxima semana.


Dejo el intake, discúlpenme si soy repetitiva con las comidas a veces, pero funciono mejor bajo patrones continuos:
D: Yogurt de frutilla descremado sin azúcar, media manzana, media pera, tres cucharadas de avena y té verde.
A: Pollo horneado en jugo de limón, una papa cocida.
C: -






Besos a todas y abrazos apretadísimos, les deseo un excelente fin de semana en todos los aspectos posibles ♥ Son unas amoras por soportarme siempre ♥
PD: Les dejo una canción leve para el fin de semana, yo mataría monstruos por todas ustedes bonitas, son un cielo, no se olviden!

4 comentarios:

sophie dijo...

Admiro eso de que no tomes pastillas, es muchisimo mejor, claro que a veces si es muy necesario no hay de otra.
me alegra que trabajes en estar mejor sin necesidad de medicamentos y trates de cambiar las cosas. Un paso a la vez.
besos

El Príncipe Destrozado dijo...

Hay muchas cosas que uno piensa e intenta hacer en esta vida. Quizá, a veces, demasiadas. Y si le sumas el ser un ser perfeccionista, éso solo comporta que todo se complique y se vuelva más denso de lo que es ya de base.

Por lo general la gente no quiere pensar, ni indagar; ni nada en general. Tienen unas pautas, las aprenden y las aplicas. Listo. Es totalmente respetable tu visión sobre los medicamentos (que yo, personalmente, comparto), pero algunos no pueden entenderlo y, como has dicho, el camino rápido y fácil es el mejor para ellos. Y quizá lo sea si hablamos de un tratamiento a corto plazo (muy corto), pero para cosas que ocuparán tu cerebro toda la vida es otro tema, ahí ya debes lidiar con ello y encontrar el equilibrio ideal para no llevarlo en la espalda, sino en los brazos, lo más dignamente que puedas.

Ánimo y hacia adelante.

Nightingale dijo...

Me parece genial lo de las pastillas, igual para la ansiedad hay montones de té. También hay dietas que se basan en consumir más o menos de x alimento, para equilibrar los químicos de nuestro cuerpo.
Igual, mírate eso del voto de silencio, hay cosas que sí o sí necesitarás contar, así que utiliza el blog o lo que necesites para desahogarte :)
PD. Pobre tu novio, qué tierno debe ser! :)

Trish dijo...

Me parece muy inteligente y valiente no tomes pastillas, yo todo tipo de dolor lo arreglo con una siesta.
Un beso :)