miércoles, 1 de octubre de 2014

Oh my...!


Estoy cabreada, no es nuevo, lo sé, pero creo que al fin descubrí la razón de que a mi madre le guste que esté gorda, y es que ella se justifica a si misma en mi. Si yo estoy gorda, ¿cómo iba a ella estar delgada?. Si su excusa para la gordura es que tuvo hijos, y yo tuve uno, no tengo derecho a estar delgada, jamás, eres madre, DEBES ser gorda. Odio su egoísmo, me quiere gorda para seguir en su zona de confort. Y me refiero a que cuando estuve un poco más delgada (pesaba 50 kgs, ahora 58) me atacaba todo el tiempo, en esas fechas no vivíamos juntas, pero cada vez que me veía dejaba caer comentarios como: "Te ves mal así de flaca, parece que estuvieras enferma", "¿sabías que desde te pusiste así de flaca ya no tienes culo?, lo tienes plano, caído, feo, etc," "Te ves fea así.", etc etc... 
De hecho hizo una campaña familiar y les dijo a todos lo fea que estaba así de flaca, y luego todos me acosaban con ese mismo tipo de frases. Esos mismos familiares que antes de que adelgazara me trataban de "culo de elefante" o "brazos de camionera"... Y tampoco estaba tan flaca, sólo lo normal; mi IMC era de 20.28. En cambio ella (mi madre) siempre me echaba en cara que ella a mi edad no pesó nunca más allá de los 45 o 47 kilos, que ella era flaquita, delicada, etc. Pero yo no puedo, no me lo merezco, no tengo esa posibilidad.
La cosa fue más o menos así, yo estaba en mi habitación, donde está mi báscula digital, es de noche, luego de llegar de estudiar, mi madre entra en mi cuarto, saca la pesa y se sube, como no la sabe usar bien yo la ayudo, me subo para confirmar que funciona, marca 58 (ugh). Se sube ella, marca 67 u 68, no vi bien.


Madre: *pálida* ¿Cuánto estás pesando tú? ¿Más de 60 cierto?
Yo: No mamá, estoy pesando 58.
Madre: Pero si yo ví que estabas pesando más de 60 *me mira de arriba a abajo* tú estás pesando más de 60.
Yo: No .-. 58, hace tiempo que no paso el 60.
Madre: Bueno, yo nunca había pesado lo que estoy pesando ahora, jamás en mi vida. Yo siempre he estado pesando más o menos lo mismo que tú.
Luego de eso y con cara de incrédula se fue medio enojada porque no le di la razón. 


No sé cómo tomarlo, me da mucha tristeza y rabia. Se supone que es mi madre, debería apoyarme, aunque no me ayude. Al menos desearme lo mejor, pero no, me quiere en la mierda para no verse ella tan mal. ¿Le ha pasado a alguien o soy la única en tener la mala suerte esta?

He estado bloqueada desde esto, estoy tratando de hacerles caso, así que me estoy jugando (again) en el teléfono el Final Fantasy VII, sólo cuando voy en metro al trabajo, o en tiempos así donde no puedo estudiar y sigo sintiéndome culpable por no ocupar todos mis tiempos con el estudio.

Hoy ha sido día de cambio de chip, como he estado gorda todo este tiempo (desde septiembre del año pasado más o menos que volví a subir sobre los 56) me he comprado muy poca ropa, casi nada de hecho, porque me da vergüenza ir a las tiendas y siento que todo me queda mal. Hoy traté de trabajar un poco eso, y como pasamos recién de fin de mes fui a una tienda y me compré varias cositas, unas blusas y unos pantalones (estaba viniendo medio mendiga a trabajar), me los compré bien ajustados para obligarme a bajar y a parte lo usé como medio de gastarme el dinero que usualmente me gasto en mis antojos y ansiedades en ropa en vez de en comida.



Más allá de eso esta semana ha sido solo de morirme de hambre, estaba tan acostumbrada al mal comer, de llenarme en carbos (masas, arroz y fideos) que ahora que estoy dejándolas de nuevo me despierto y me duermo con la panza rugiendo como loca.

Espero ser fuerte y no caer en las tentaciones... ¿Alguien puede darme algún consejo para controlar la ansiedad?





Besos y abrazos enormes a todas, son un sol. ♥

3 comentarios:

Luce dijo...

¿Crees ser enorme con 58 kilos?, ¿cuánto mides?

En mi caso, mi madre siempre me recuerda que ella logró bajar 25 kilos en poco más de un mes cuando era joven, y que llegó a pesar 100 libras. Hermoso, ¿no? Pero si yo bajo, me regaña porque "no lo estoy haciendo bien" (ella sabe que sufro de bulimia), y piensa que es porque vomito todo el tiempo (no es así).

Lo siento mucho por ti, debe ser duro que tu madre esté así de obsesionada con el peso, y que para "rematar" sea tan inmadura al respecto.

Saludos.

sophie dijo...

Que horrible que tu madre sea asi debe ser q tuvo o tiene un trastorno alimenticio y por otra parte suele pasar que las madres se comparan con las hijas o al reves, tu no dejes q te afecte
besos

EmpressO dijo...

nena, me pasa igual. Y no solo la familia, toda la sociedad me quiere convencer del estereotipo de la mamá latina gorda con culo gigante. Y que te hagan sentir culpable por cuidarte. Ah, pero ellos mismos son los que comentan a nuestas espaldas que si somos bolas de grasa o palillos sin atractivo.
Pasa de ellos, es duro pero es lo mejor. Siempre estan para señalar lo malo.
Un besito!