miércoles, 29 de octubre de 2014

Deditionem, Día 10



Sin darme cuenta llegué al medio centenar de entradas, se que no es un número gigantesco, pero es importante para mí, es un camino recorrido, un camino de dolor y de esfuerzo, pero también de pequeños logros y de no rendirse por más difíciles que estén las cosas, o de no rendirse a pesar de quejarse todo el tiempo. Y la verdad es que no he tenido un avance increíblemente significativo, a ver, si lo pienso en frío han sido ¿qué? ¿3 kilos6.6139 libras. La nada misma, pero sea cómo sea, es un avance y no pienso abandonar esto.




Con respecto al tema salud, estoy mejor del resfriado, pero la cistitis no se va, y si, soy cabeza dura con lo de las pastillas, pero también sé asumir cuando no me estoy recuperando por mi misma, así que hoy iré al médico para que me recete algo. Mi madre tiene la puñetera manía de querer meterte pastillas sin tener idea, quería que me tomara unos antibióticos que había por ahí en casa y que ni siquiera sabía en cuantas dosis debía tomarlos, pero no, para ella, ir al doctor es hacer escándalo. 


Qué puedo decir... NO MAMÁ! Ir al doctor es ser responsable y no auto-medicarse, gosh... que para eso los tipos estudian años de años. Pero en fin, que me pediré una hora para la tarde, antes de las clases, seguramente me mandarán a hacer exámenes de orina y será un lío, pero lo prefiero antes de meterme cualquier químico sin tener idea de lo que estoy haciendo. Además, siempre he tenido especial cuidado con mis riñones desde lo de la Pielonefritis, una infección a los riñones que casi me metió en un cajón, así que con estas cosas soy especialmente cuidadosa (si, soy patéticamente enfermiza, he tenido algunas enfermedades que me afectarán crónicamente, tanto que muchas personas me lo han hecho notar, que me entregaron un cuerpo bastante fallado y quizás sea así, pero yo valoro todo la otra salud de la que gozo, en fin, que otros la tienen peor y yo puedo llevar una vida normal).


Hoy voy algo melancólica, quizá soy demasiado dependiente, pero extraño mucho a mi novio, y lo sé, tampoco es que no nos veamos, nos vemos todos los fines de semana, donde generalmente nos vemos en la tarde de un día, me quedo en su casa y vuelvo a la mía al día siguiente. Pero simplemente le extraño, la universidad lo tiene hasta el cuello, y a mi el trabajo y el preu igual.  Usualmente cuando nos vemos ambos estamos cansados y pasamos más tiempo juntos durmiendo que haciendo cualquier otra cosa. 


A principio de semestre tenía miedo porque pensé que con este ritmo que llevamos él terminaría aburriéndose, pero luego de todo esto confío aún más plenamente en él y sé que por más obligaciones que nos separen siempre nos somos fieles. Que va... supongo que las cosas deberán ser así hasta que podamos vivir juntos (para lo que faltan años de años (◡△◡)).

Quizá soy demasiado dependiente, pero cuando estamos juntos me siento plena, siento que no me falta nada, él llena todos mis vacíos.



Me asusta un poco ir al médico, seguramente me dará antibióticos, y tomar antibióticos significa comer contundentemente para evitar que me destruyan el estómago... Comer contundentemente puede arruinarlo todo, así que estoy asustada.

La báscula marcó 55.6 hoy, así que espero acabar la semana vislumbrando el 54. No quiero exigirme de sobremanera, por lo que si no lo alcanzo esta semana no perderé la cabeza, en realidad, mientras no suba con el modo de comer para tolerar los antibióticos me conformo, pero si bajo, aún mejor.

Dejo el reto:


Día 10
¿Alguna vez ha sido llamada “grasa” o “anoréxica”?
He sido llamada de ambas formas, sobre todo en mi familia, es gracioso, pues es el núcleo donde se supone, la gente más te quiere por quien eres y no por como eres. Pero así es, mi familia era la que me decía que era la "rellenita", "brazos de camionera", "culona", "gruesa" y luego cuando me vieron bajar de peso fueron los primeros en tratarme de "anoréxica", "desabrida", que parecía un palo, que no tenía culo, blah blah blah... Gracioso, ciertamente. Cuando era menor y estaba en la secundaria había un grupo de personas que también solía llamarme "anoréxica" por ser delgada y comer poco. Duele, y duele mucho. Para la gente siempre es más fácil hablarte de tus defectos que de ninguna virtud. Nunca fui la linda del grupo ni nada parecido.


Dejo el intake:
D: Infusión de manzanilla, dos rebanadas de pan integral con manjar.
MM: Una doblada.
A: -
C: -

Paso a responder comentarios:
Ceres.- Muchas gracias por todas tus recomendaciones, la verdad es que lo intenté un tiempo con los suplementos, pero hasta ese tipo de pastillas las rechazo, no sé, mi cuerpo se rehusa a convivir con ellas, cuando era más pequeña estuve un buen tiempo con suplementos completos por una anemia por déficit de fierro que sufrí y que me afecta hasta el día de hoy, pero soy malísima con eso de los suplementos. Lo intentaré de todas formas con alguno de esos que me nombraste, igual quien sabe si me hacen genial. Gracias! ♥



Espero que estén teniendo una semana leve, les deseo lo mejor, abrazos apretados ♥
Les dejo un gif que me encantó, espero les motive a ustedes también ♥


5 comentarios:

Sophie dijo...

Espero te mejores, yo tambien estoy con eso y es muy feo... cuidate y anda al medico, a veces es necesario tomar antibioticos...
besos
me gustaron imagenes

Hate dijo...

Haces bien en no tomar medicamentos por tu cuenta, es un peligro, además tu ya has tenido ese problema y es mejor que acudas al médico y te aconseje bien, lo más importante es tu salud.

Bonita relación que tienes con tu novio, se ha fortalecido a pesar de las obligaciones que tenéis cada uno y eso bueno porque significa que os queréis de verdad! pronto esa época pasará y os veréis más ya lo verás!

Ni caso a la gente, a mi me llamaban gorda, peluda, enana, pulga, hipopótamo etc... siempre tienen que decir algo, da igual como seas.

Muchos besos!

EmpressO dijo...

Hola, guapa.

yo también soy enemiga de los medicamentos, pero la excepción son los que curan y no ocultan los síntomas, como los antibióticos. Haces re bien en no automedicarte, pero las infecciones son peligrosas y si ya tuviste una grave, mejor te las cuidas antes de que empeoren.

Si en tu familia te hacen comentarios feos, es normal que te sientas bien con tu novio, imagino que él te hace sentir especial y linda, como te mereces.

Cuidate mucho y no te estreses con el peso. Un besito!

kitty dijo...

Que te mejores nena :)
Y si, también a mi me han llamado de ambas formas

DyingSwanBoy dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.