miércoles, 6 de marzo de 2013

Beneficios del agua

Bueno chicas, todas sabemos que el agua es una de nuestras mejores aliadas a la hora de bajar de peso. “Bebe 8 vasos de agua al día” es un dicho que todas hemos oído, pero ¿cuáles son los beneficios del agua para bajar de peso? El agua hidrata su cuerpo y le ayuda a trabajar de manera eficiente. El agua aumenta su tasa metabólica, que le da energía y ayuda a quemar calorías. Se trata de una bebida esencial en la vida cotidiana y una gran herramienta para aquellos que están a dieta.

Los beneficios de tomar agua (Los “¿Por qué?”)
Piel más sana, limpia y sin arrugas
El agua representa el 70% del peso de las células, por lo tanto al tomar agua se fortalecen las células de la piel, logrando humectarla, limpiarla y mantener su elasticidad (retrasando la formación de arrugas… que ésto a todas nos importa).

Bajar de peso
Ya sabemos que con la cantidad de azucares que tiene la Coca-Cola, gran parte de nuestra gordura se la debemos a la bebida rojiblanca. En cambio el agua es recomendada en la mayoría de las dietas como uno de los factores principales por lo siguiente:
- Elimina el apetito.
Con la suficiente cantidad de agua, los riñones se encargan de que la grasa que comemos, en vez de ser guardada en el cuerpo, sea usada como energía (y con el tiempo eliminada). Sin lo necesario, esa tarea la termina haciendo el hígado. Esto es como que el sitio web de la empresa te lo haga un diseñador gráfico: lo puede hacer, pero no lo hace como alguien especializado en el asunto (sin ofender a ningún diseñador gráfico devenido en diseñador web). Por lo tanto el hígado termina haciendo a medias una tarea, y descuidando otras para las que en realidad fue hecho.
- El cuerpo cuando nota que falta agua, guarda lo mejor que puede ese agua que le queda. Guarda afuera de las células y eso produce una “hinchazón” en el cuerpo (“¡estoy hecha una morsa!”, ¿les suena?). Lo mejor para ésto es darle agua como para que sepa que tiene, y que no guarde innecesariamente. Osea, para evitar guardar agua, hay que tomar más agua.

Mejor rendimiento físico
Es recomendado tomar agua antes y después de alguna actividad o ejercicio físico para evitar, por ejemplo, calambres. El agua lubrica mejor las articulaciones y mejora la resistencia de músculos y ligamentos.
Por otro lado, ayuda a mantener los músculos tonificados y ayuda a evitar la flacidez de la piel de la persona que acaba de bajar peso (digamos, no te cuelga más una bolsa de piel abajo del brazo).

El agua funciona de “anti-acné” Elimina toxinas, desechos del cuerpo y grasas, y mejora las defensas del cuerpo, por lo tanto ayuda a mejorar la salud y belleza del cuerpo en general, evitando enfermedades e infecciones.

Te mantiene despierto y lúcido 
En el día a día, tu cuerpo pierde agua a través de la transpiración, el pis, la simple respiración, o hasta las lágrimas. Eso produce una deshidratación (mínima pero deshidratación al fin) que puede llevar a problemas de atención, desgano (por falta de energía), cansancio, dolores de cabeza y hasta mal humor.

La solución, obviamente: tomar agua para recuperar eso que perdimos.
Y varias cosas más…
Evitar la constipación, regular la temperatura corporal, y una larga lista de etc.

Algunos consejos útiles (el “¿cómo?”)
No esperar a tener sed para tomar agua. Tener sed es llegar a que el cuerpo sienta la deshidratación y nos exija hacer algo con eso. Si estás tomando menos de lo que tendrías que tomar, es muy probable que al principio sobre todo, no sientas sed cuando quieras llegar a lo “recomendable”. TOMA IGUAL.

Ten siempre una botellita o un vaso de agua a mano. Esto por el mismo motivo por el cual existe la publicidad: mostrarte un producto lo más posible, al punto de hacerte sentir que lo necesitas. Con la diferencia de que en éste caso si lo necesitas. El hecho de que el agua esté ahí, hace que sea más probable que tomes por instinto, o aunque sea porque te hace acordar a todo ésto que estás leyendo.

Para bajar de peso, está estudiado que sirve un poco más el agua fría que la caliente, ya que hace trabajar más al cuerpo a la hora de llevarla “a la temperatura del cuerpo”.

Toma agua y no bebidas o jugos, pero en caso de que no resistas la tentación, hay que tratar de evitar que eso que tomes tenga mucha azucar o que tenga cafeína. La cafeína es un diurético y hace que eliminemos agua. Toma Coca Zero, que tiene muy pocas calorias.

En la mayoría de los casos no es necesario comprar agua embotellada, con la de la canilla basta. En todo caso le puedes agregar alguno de los filtros purificadores para asegurarte de evitar cualquier tipo de bacterias y de paso “mejorarle un poco el gusto”. 

Ayuda tomar un vaso de agua apenas te despiertas, para “despertar el cuerpo y la mente”.
Tomar agua fría unos 20 minutos antes de comer, cierra un poco el estómago, lo que hace que uno no se desbande tanto con lo ingerido. Incluso algunos nutricionistas recomiendan para una mejor digestión, no tomar nada desde unos 20 minutos antes de comer, y hasta una hora después de terminar.
Una vez que te pones como meta tomar agua en vez de Coca-Cola (o cualquiera sea tu bebida preferida), con el tiempo te vas a acostumbrar e incluso vas a sentir que el agua es un poco más “rica”. 

Saboriza a lo natural. Si no te gusta el agua tal cual es, puedes sumarle algún sabor agregándole algunas rodajas de limón con pepino, naranja o alguna fruta de este tipo y el agua tomará esos sabores. Deja volar tu imaginación y haz diferentes pruebas. 

Haz la solemne promesa de sólo beber agua durante un mes. Una vez que tu cuerpo se acostumbre a ella, será difícil para ti no beber suficiente agua. Además, para finales del mes el agua empezará a saber deliciosa. No hay trampa en esto. 

Para obtener los vasos necesarios de agua, digamos 8, coloca 8 bandas para el cabello o algo similar en tu mano derecha. Cada que tomes un vaso de agua, pasa una de las bandas a tu mano izquierda. El objetivo es tener las ocho bandas en la mano izquierda antes que termine el día. 

Si no te gusta el sabor del agua, entonces trata con agua tibia o bien caliente. Tiene un diferente sabor, se siente bien en la garganta y además te dejara sensación de saciedad. Experimenta. 

Bebe un vaso de agua mientras estás comiendo. Una vez más esta es otra manera de hacerte sentir llena, así que seguro que te levantas de la mesa comiendo menos cantidad pero igual de saciada. En lugar de beberlo de un sólo trago,prueba a tomar sorbos después de cada bocado. 

Incluye en tu dieta alimentos que contienen mucha agua como tomates y sandías. Las sandías pueden contener del 90 a 95% de agua por lo que puedes comer toda la que quieras. Te llenan sin añadir calorías.

Suerte niñas, manténgase fuertes, hermosasy puras como las princesas que son y no olviden beber mucha agua~ <3

2 comentarios:

Meek Maniac dijo...

¡Hola! Para apuntarte en la carrera, entra aquí y rellena los datos:
http://45skinnybitches.blogspot.com.es/p/blog-page.html
¡Hoy es el último día para apuntarse! :)

Alice Clairy dijo...

Gracias por aceptarme linda! <3